Seleccionar página
10 bulos lingüísticos que conviene desterrar» o «no te fíes de todo lo que lees por ahí

10 bulos lingüísticos que conviene desterrar» o «no te fíes de todo lo que lees por ahí

Recogemos en esta nueva lista algunos de los bulos lingüísticos, que no hoax, que más difundidos están o, al menos, a los que más frecuentemente nos enfrentamos en nuestro servicio de consultas.

Las mayúsculas no se acentúan

Las letras mayúsculas se acentúan de acuerdo con las mismas reglas que las minúsculas. De hecho, la Academia nunca estableció una normativa paralela para este tipo de letra; lo que sucedía era que, en las antiguas imprentas y en las primeras máquinas de escribir, resultaba técnicamente más complicado, y a veces directamente imposible, tildarlas. Pero hoy en día, con los medios de composición actuales, no hay excusa para no hacerlo.

Las palabras que no están en el Diccionario no existen o no pueden emplearse

GUATEMALA DICCIONARIO RAE

Es una consulta que muy frecuentemente recibimos en la Fundéu: ¿podemos utilizar las palabras que no figuran en el Diccionario? La respuesta es sí, un rotundo sí. Que una palabra no figure en el Diccionario no significa que necesariamente sea incorrecta; desafortunadamente, por ejemplo, no está recogida y no por ello es incorrecta. Ningún diccionario tiene todas las palabras de una lengua: en estas obras no están todos los derivados que es posible crear a partir de una voz, no recogen jerga especializada ni léxico dialectal, etc.

Las redundancias son siempre incorrectas

Esta afirmación tampoco puede sostenerse: las redundancias son solo eso, redundancias, repeticiones de una información en un mensaje. En la comunicación cotidiana hay muchas situaciones en las que estas repeticiones no solo no son incorrectas, sino que son necesarias: cuando queremos ser enfáticos o irónicos, cuando deliberadamente queremos exagerar algo, cuando pretendemos cerciorarnos de que nuestro interlocutor nos está entendiendo, etc.

El sufijo -nte no tiene femenino

Esta aseveración ha corrido como la pólvora, sobre todo en internet y normalmente vinculada al femenino presidenta, que muchos juzgan incorrecto. La Gramática recoge femeninos formados sobre este prefijo desde hace siglos: presidenta, regenta, tenienta o sirvienta figuraban ya en el Diccionario de 1803, infanta está registrado desde 1604, etc. En rigor, el único cambio que han sufrido algunas de estas voces es que han pasado de significar ‘mujer del teniente/regente’, etc., a designar también ‘a la mujer que preside’, ‘que regenta un establecimiento’, etc.

La RAE acepta algunas formas como almóndiga

Del mismo modo que que una palabra no esté en el Diccionario no implica que sea necesariamente incorrecta, que figure en él tampoco la hace ni válida ni adecuada para cualquier momento o situación. Es cierto que si uno acude al Diccionario académico encuentra recogida la forma almóndiga, pero si lee bien lo que esta obra dice de ella, verá que aparece la nota u. c. vulg. que significa ‘utilizada como vulgar’, esto es, que es un vulgarismo que conviene evitar en una expresión cuidada.

La expresión un vaso de agua es incorrecta

ESPAÑA CAV TEMPORADA SIDRA

Muchas personas tienen la idea de que decir vaso de agua, de sidra, de leche es incorrecto porque creen que con ello se afirma que los vasos están hechos de agua, de sidra o de leche y todos sabemos que no es así. Es cierto que la preposición de sirve para indicar la materia de la que está hecho algo: plato de porcelana, vestido de seda, etc., pero esta preposición es muy rentable en nuestra lengua y tiene muchas más acepciones: denota posesión (la casa de mis padres), origen (vengo de casa), asunto o materia (libro de matemáticas), causa (murió de hambre) y entre todos estos significados también se encuentra el de indicar el contenido de algo, que es la acepción que se aplica en secuencias como plato de sopa o vaso de agua.

La expresión manda huevos es incorrecta

Muchos hablantes creen que la forma manda huevos es incorrecta y que lo adecuado es manda uebos, forma que deriva del latín opus y que significa ‘por necesidad’, pero esta voz es un arcaísmo que apenas se usa en la actualidad. Algunas obras, como el Diccionario del español actual, de Seco, Andrés y Ramos, ya recogen la expresión manda huevos, con el sentido con el que suele emplearse y, por tanto, aunque malsonante, no puede considerarse incorrecta. La homofonía con la antigua forma latina es mera coincidencia.

Dos preposiciones no pueden ir seguidas

Es otra de las consultas que frecuentemente recibimos en la Fundéu; hay quienes creen que el hecho de que dos preposiciones queden juntas en una frase hace que esta sea incorrecta y, por ello, nos piden una redacción alternativa. Sin embargo, secuencias como ir a por agua, el aforo es de entre… o los deberes del hombre para con…, en las que a y por, de y entre y para y con quedan juntas, no tienen nada de incorrecto.

La hache es una letra muda

Esta afirmación, que todos aprendimos desde bien pequeños en el colegio, debe ser matizada. En nuestra lengua tenemos incorporadas muchas voces, de uso frecuente, en las que no puede decirse que la hache sea muda: conservamos la aspiración de la hache como rasgo dialectal en grandes zonas de España y de América, y en algunos extranjerismos que empleamos regularmente y que proceden del alemán, del inglés o del árabe (hámster, hachís, Hawái, Hegel, etc.).

El gerundio es peligroso

En muchos manuales de redacción se pueden leer recomendaciones tales como que el gerundio es un tiempo complicado de utilizar y que, para evitar confusiones, lo mejor es prescindir de él. El gerundio no es, per se, un tiempo difícil ni incorrecto, pero sí hay que prestar atención a los llamados gerundios de posterioridad: en frases como «Estudió en Madrid, yendo después a Buenos Aires» la acción que expresa el gerundio es posterior a la que expresa el verbo principal y sin conexión directa, lo que es inadecuado. Sin embargo, cuanto más simultáneas son las dos acciones nombradas, más apropiado es el uso del gerundio: «La lanzó contra la pared, haciéndola añicos»; en este tipo de frases a veces también se puede apreciar un sentido causal, consecutivo o concesivo.

Fuente e imágenes Fundeu. http://www.fundeu.es/10-bulos-linguisticos-que-conviene-desterrar-o-no-te-fies-de-todo-lo-que-lees-por-ahi/

Géneros discursivos, tipos de texto, tramas e intencionalidad

Géneros discursivos, tipos de texto, tramas e intencionalidad

Por Barbara Borzani. Publicado 12 mar 2014. Revisado 24 oct 2016. La confusión existente sobre los tipos de texto, sus tramas y géneros, se da especialmente porque conviven los mismos nombres para diferentes definiciones y viceversa. Por ejemplo, llamar tipos de texto o tipos textuales a las tramas textuales o a determinadas funciones del lenguaje. Tampoco es infrecuente encontrar bajo el título “tipos de texto” una descripción de géneros discursivos. Para hacer esta entrada consultamos varias fuentes (que en muchos casos se contradicen) y recogimos nuestra experiencia práctica en el uso de textos y el dictado de clases de escritura. Como resultado, esta posible organización de los textos:

Las TRAMAS TEXTUALES son narrativa, descriptiva, dialogal o conversacional, argumentativa, expositiva-explicativa e instruccional. Los textos suelen tener más de una de estas tramas, por eso se habla de tramas textuales predominantes. Así por ejemplo un cuento tiene una trama narrativa predominante pero también tendrá tramas descriptivas y si se presentan diálogos, trama conversacional. Cada una de estas tramas tiene una forma de organización del contenido, para expresarlo utiliza un tipo de estructura más o menos reconocible.

Trama narrativa: se relatan acciones, acontecimientos que realizan personajes en el marco de un tiempo y un espacio. Los hechos son cronológicos y tienen introducción o situación inicial, nudo o complicación y desenlace o resolución. Básicamente responde a la pregunta ¿qué pasa?

Trama descriptiva: presenta una caracterización de objetos, personas, situaciones, paisajes, emociones, etc. El contenido responde a preguntas elementales: ¿qué es?, ¿cómo es?, ¿qué partes tiene?, ¿cómo se ve?, ¿qué hace?, ¿dónde está?, etc.  Básicamente responde a la pregunta ¿cómo es?

Trama argumentativa: expone opiniones de manera fundamentada, pretende convencer de un punto de vista. Contiene razones, argumentos. La estructura tiene un planteo o tesis que es la que el autor defiende o rebate, un desarrollo argumentativo donde el autor expone los argumentos (criterios racionales) de su punto de vista y una conclusión. Básicamente responde a la pregunta ¿Qué piensa el autor? Ej. Discursos, ensayos, política, etc.

Trama dialogal o conversacional: muestra el intercambio lingüístico entre interlocutores. Presenta una conversación. Básicamente responde a la pregunta ¿Qué dicen?

Trama expositiva-explicativa: presentan un tema con el fin de explicarlo, es decir que transmite información intentando ser objetivo, explican conceptos, pueden tener ejemplos. Ej. Textos científicos, instrucciones, textos enciclopédicos. Básicamente responde a la pregunta ¿qué es? y ¿por qué es así? Su intención comunicativa es la referencial.

Trama prescriptiva o instructiva: son textos que dan instrucciones y recomendaciones al lector sobre procedimientos. Básicamente responde a la pregunta ¿cómo se hace? Ej. Normas, recetas de cocina, etc.

Algunas fuentes solo consideran las primeras cuatro tramas como tales e identifican las últimas dos como intencionalidades del emisor (es decir, vinculadas a las funciones del lenguaje), sin embargo preferimos incluirlas como tramas porque las características de su organización parecieran no estar del todo contenidas en las cuatro primeras.

Los TIPOS DE TEXTO son los formatos en los que se presentan los textos, por ejemplo: chiste, publicidad, carta de lectores, cuento, noticia, propaganda, ensayo, diario íntimo, manual de uso, entrada de diccionario, etc.

Los GÉNEROS DISCURSIVOS  están referidos a los ámbitos, a las actividades en las que se desarrollan. Estos géneros se basan en convenciones que se han ido generando socio-históricamente, si bien son bastante estables varían en el tiempo porque son dinámicos. A su vez los géneros discursivos se expresan en tipos de textos. Según Mijail Bajtín “un género discursivo es un tipo más o menos estable de enunciado que pertenece a una esfera de la praxis humana”. Los géneros tienen en común un tema, un vocabulario, etc., algunos géneros discursivos son:

Literario: novelas, cuentos, fábulas, leyendas, etc. Tienen una intención estética.
Periodístico: noticia, editorial, crónica, etc.
Científico: monografía, definición, artículo de divulgación, etc.
Publicitario: publicidad, propaganda, afiche, etc.
Epistolar: carta, tarjeta, telegrama, mail, etc.
Judicial: demandas, sentencias, etc.

Entonces una novela corresponde al género discursivo literario y su trama textual predominante es la narrativa. Una monografía que explique y argumente sobre los beneficios de la energía renovable, estará dentro del género científico o género académico y la trama textual será argumentativa.

Finalmente, el emisor utiliza los textos con una intención que es lo que definirá la FUNCIÓN DEL LENGUAJE: informar, expresar emociones, convencer, crear un texto estético, etc. Se reconocen estas funciones:

Función Emotiva o Expresiva.
Función Conativa o Apelativa.
Función Referencial o Informativa.
Función Metalingüística.
Función Fática o De contacto.
Función Poética o Estética.

Fuentes consultadas
Aprendamos Lengua y Literatura. “Funciones del lenguaje“. Blog.
Centro Virtual Cervantes
. “Géneros discursivos” en Diccionario de términos clave de ELE. Web.
Delgado, Myriam. “¿Para qué sirve leer?” en Aprendamos Lengua y Literatura I. Escuela Secundaria I. Córdoba: Editorial Comunicarte, 2013. Impreso. Págs. 8 a 15.
González. “Teoría Literaria” en Literatura y prácticas de escritura. Instituto Libre de Segunda Enseñanza. Universidad de Buenos Aires. PDF online.
Lengua y Literatura. Tipos de tramas“. Blog.
Materiales de lengua. “Temas de selectividad“. Blog.
Pampillo, Gloria. “Criterios de textualidad” y “Cohesión y coherencia” en Taller de expresión I. Buenos Aires: Secretaría de Publicaciones CECSo. Facultad de Ciencias Sociales – UBA, 1997 (ca). Impreso.
Real Academia Española. “Parámetros de selección de textos“. Web.
Sánchez, María Elena. “Ejemplos de funciones del lenguaje” en Programa y Unidades de Redacción I. Facultad de Ciencia Política y Relaciones Internacionales. Universidad Nacional de Rosario. Web.
Imagen: “Libreria ac qua alta” by Cristina Gottardi en Unsplash.

Agradecimientos por los aportes y revisiones del texto
Miguel Dimase (28/03/17)
Mauricio López (24/10/16)

Intérprete y traductor, profesiones diferentes

Fundeu | 24 de septiembre de 2013

Intérprete alude a quien traslada textos orales de un idioma a otro, ya sea en conferencias, ruedas de prensa o reuniones de trabajo, mientras que, de acuerdo con el Diccionario académico, el traductor trabaja con obras escritas.

Sin embargo, en los medios se emplea frecuentemente la palabra traductor para referirse a quien en realidad ejerce como intérprete: «Los traductores afganos que ayudaban a las tropas españolas en sus contactos con la población local…», «Defensa se deja atrás a sus traductores en Afganistán» o «Mourinho tenía funciones de traductor en las que ayudaba al entrenador inglés Bobby Robson».

Si bien traductor puede emplearse en un sentido amplio para referirse al profesional que vuelca de un idioma a otro palabras tanto escritas como habladas, la Academia apunta hacia el uso especializado de traductor, que se ocupa de obras escritas y presta máxima fidelidad a detalles y matices, e intérprete, que trabaja con textos orales y, respetando el discurso original, atiende además al tono de cada situación comunicativa específica.

Por tanto, en los ejemplos anteriores habría sido preferible escribir «Los intérpretes afganos que ayudaban a las tropas españolas en sus contactos con la población local…», «Defensa se deja atrás a sus intérpretes y traductores en Afganistán» o «Mourinho tenía funciones de intérprete en las que ayudaba al entrenador inglés Bobby Robson».

Cabe señalar, además, que interpretación simultánea es aquella en la que el intérprete trabaja, generalmente en una cabina, al mismo tiempo que el orador habla y sin que este interrumpa su discurso; mientras que en la interpretación consecutiva el orador va intercalando pausas regulares para que el intérprete intervenga de vez en cuando.

Esta distinción entre traductor e intérprete es extensiva a los verbos correspondientestraducir, más apropiado para textos escritos (aunque válido también en el sentido más amplio de ‘expresar en otra lengua’), e interpretar, más preciso para referirse a la labor de estos profesionales en conferencias, ruedas de prensa o reuniones de trabajo.

Fuente: Fundeu

Escribir

Escribir es reescribir.

Escribir es corregir.

Escribir es elegir qué parte decir.

Escribir es elegir qué parte no decir.

Escribir es justificar lo que elegimos decir.

Escribir es pensar a quién le escribo.

Escribir es decidir qué quiero provocar en el que lee.

Escribir es decidir cuánto tiempo voy a escribir.

Escribir es decidir en qué lugar voy a escribir.

Escribir es entenderse.

Escribir es entender al que lee.

Escribir es informarse sobre lo que escribieron otros.

Escribir es inventar.

Escribir es leer.

Escribir es exponerse.

Escribir es esconderse.

Escribir es tener paciencia.

Escribir es insistir.

Escribir es un ejercicio costoso.

Escribir es arriesgarse.

Escribir es intuir.

Escribir es pelearse con el texto y salir ganando.

Escribir es dejarse llevar.

Escribir es escuchar.

Escribir es compartir.

Escribir es definir.

Escribir es concretar.

Escribir es acumular.

Escribir es aprender a escribir.

Escribir es ser ordenado.

Escribir es alterar el orden.

Escribir es corregir.

Escribir es reescribir.

AZ

 

Diccionarios

  • W Conjugador de verbos Instituto de Verbología Hispánica

  • W Diccionario de antónimos, sinónimos y conjugación de verbos Univ. de Oviedo

  • W Diccionario de Etimología

  • W Diccionario Latín – Español

  • W Diccionario Lunfardo Freelang

  • W Diccionario María Moliner

  • W Diccionarios y enciclopedias en línea

  • W Encyclopedia Británica

  • W Real Academia Española

    AZORAFA® 2005-2015 | azorafa@gmail.com

Pin It on Pinterest