Seleccionar página

La patria

Esta tierra sobre los ojos, este paño pegajoso, negro de estrellas impasibles, esta noche continua, esta distancia. Te quiero, país tirado más abajo del mar, pez panza arriba, pobre sombra de país, lleno de vientos, de monumentos y espamentos, de orgullo sin objeto,...

leer más

Marilyn, La mujer de los sueños

Marilyn Monroe constituye uno de los mitos sociales más importantes de la historia del cine. A 50 años de su muerte, el fenómeno Marilyn Monroe sigue siendo la imagen más fuerte que atravesó el celuloide, para pasar a encabezar la nómina de los mitos eróticos de todos...

leer más

Estado

15. m. desus. Casa de comidas algo menos plebeya que el bodegón. Fuente: Real Academia Española

leer más

El día de la patria

Qué maravilla de eficacia. Tu fila de dos géneros. Explicás geometría de cuarto. Y lo mismo explicás el dia de la patria. Como una Moulinex de la educación. Me encanta tu violencia. Es puro arte. Después tu colega hizo un discurso. Dijo unos patriotas creyeron. Ahí...

leer más

Escribir

Escribir es reescribir. Escribir es corregir. Escribir es elegir qué parte decir. Escribir es elegir qué parte no decir. Escribir es justificar lo que elegimos decir. Escribir es pensar a quién le escribo. Escribir es decidir qué quiero provocar en el que lee....

leer más

Huesos

No mires como sabiendo algo. Acá estamos seguros de que nadie, puede entrar a romper ese futuro incierto. No corrompas la tristeza, ni revuelvas verdades. No me dejes en latas, la canela de tus miradas, porque de los sentidos, el de tus olores, me vuelve poca....

leer más

Jirafas

Qué pretende el pájaro violentar al viento, surcos, delineados por los dedos del eterno, de lluvia que besa y arrastra por que sí Y vos que estás y, no qué pretende tu sonrisa, pintada en acuarela ¿qué? ah,…ensalada de espinacas crudas, milanesas de soja algo pasadas...

leer más

Ruido

Mis padres vivian encima de una discoteca todas las noches se quejaban los de la discoteca porque hacían mucho ruido. Ella le pidió que la llevara al fin de mundo, él puso a su nombre todas las olas del mar. Se miraron un segundo como dos desconocidos. Todas las...

leer más

Cuatro comienzos

Tenemos todos dieciséis, diecisiete años – pero sin saberlo de verdad, es la única edad que podemos imaginarnos: a menudo sabemos el pasado. Somos muy normales, no se concibe otro plan que el de ser normales, es una inclinación que hemos heredado con la sangre....

leer más

Tiempo de felicidad

Aunque hacía dos años que no cruzaba con ella una mirada, Orson Welles era todavía, en la primavera de 1947 (el divorcio llegó en otoño), marido de Rita Hayworth, cuando ella se ofreció al eternamente cabreado Harry Cohn, jefazo de la Columbia, para protagonizar con...

leer más

Nubes a voluntad

Viñateros, propietarios, mercaderes de madera, toneleros, posaderos y marineros, dependen de un rayo de sol; al acostarse a la noche, sienten temor de despertar por la mañana y comprobar que ha helado; temen la lluvia, el viento, la sequía y quieren agua, calor, nubes...

leer más

Dice el Correntino

Que contento que me encuentro tiene novio mi señora por eso que ando contento quien la puede acompañar con su novio por el centro tiene quien la saque a pasear. Cipol el Correntino desde Capitán Sarmiento Esther Marzo 24 de...

leer más

Message in the bottle

Cenamos 20 hrs. No puntual. No etiqueta. Si querés cocinar llevo vino, si no llevo tarjeta. Estaba en un cumple, me haces reir. No escribo raro, soy raro. Tengo acidez de estómago. Tambien una linda amiga. Gracias! Enviado desde mi BlackBerry de Movistar Mensaje...

leer más

Siesta

Un zumbido de moscas anestesia la aldea. El sol unta con fósforo el frente de las casas, y en el cauce reseco de las calles que sueñan deambula un blanco espectro vestido de caballo. Penden de los balcones racimos de glicinas que agravan el aliento sepulcral de los...

leer más

Dolida pero despierta

Yo me voy de aquí jodida pero contenta Tu me has doblado Pero yo aguanto Dolida pero despierta Por mi futuro Con miedo pero con fuerza Yo no te culpo ni te maldigo Cariño mio Jodida pero contenta Yo llevo dentro una esperanza Dolida pero despierta Por mi futuro Con...

leer más

Sacudir la quietud

Estas formas previas de continuidad, todas esas síntesis que no problematizamos y que dejamos en pleno derecho, es preciso tenerlas, por lo tanto, en suspenso. No recusarlas definitivamente, sino sacudir la quietud con la cual se las acepta; mostrar que no se deducen...

leer más

Alicia

Alicia y la Oruga se contemplaron mutuamente durante un rato en silencio; por fin, la Oruga retiró el narguile de la boca y se dirigió a ella con voz lánguida y soñolienta. - “¿Quién eres tú?” - dijo la Oruga. No era éste un principio alentador para una conversación....

leer más

Pin It on Pinterest