Seleccionar página

13 mayo, 2016 | GREENPEACE Argentina

Greenpeace: un nuevo informe internacional confirma que Veladero contaminó

Buenos Aires, 13 de mayo de 2016.- Greenpeace destacó hoy que el informe publicado esta semana por un organismo que trabaja para las Naciones Unidas confirma una vez más la contaminación provocada en el ambiente por el derrame de agua cianurada de la mina Veladero. El emprendimiento se encuentra sobre ambiente periglaciar, en franca violación de la ley nacional de Glaciares.
 
“Este informe de la ONU viene a confirmar una vez más lo que habían ya revelado estudios anteriores. Los intereses mineros están difundiendo que no hubo daños en la población ¿Cómo se puede afirmar que no se afecta a la comunidad cuando el daño ambiental está comprobado?», dijo Soledad Sede, de la campaña de Glaciares de Greenpeace en Argentina.
 
El documento de la UNOPS, organismo contratado por la provincia de San Juan en 2014 para auditar la actividad minera, reveló los resultados finales del Estudio sobre la calidad de los cuerpos de agua en el área de influencia de la mina Veladero, posterior al incidente ambiental del 13 de septiembre de 2015, y confirmó la contaminación provocada por el derrame de más de un millón de litros de solución cianurada. Esto confirma las conclusiones de los estudios realizados por la Universidad Nacional de Cuyo que también indicaron la contaminación provocada por la Barrick Gold.
 
“Veladero es una bomba de tiempo, además de estar operando sobre ambiente periglaciar en una clara violación de la ley de glaciares, ahora un organismo internacional dice que contaminó los cauces de los ríos cercanos al proyecto ¿Qué espera nuestro presidente para cerrar a esta minera que incumple la ley y contamina?” Finalizó Sede.
 
La organización ambientalista comenzó hace dos semanas una campaña para pedir al presidente Mauricio Macri que haga cumplir la Ley de Glaciares y cierre Veladero. Hasta el momento, más de 135 mil personas se sumaron a la petición en www.chauveladero.org, sumate vos también.
 

23 septiembre, 2015 | GREENPEACE Argentina

Greenpeace: El gobierno de San Juan y Barrick ocultaron el derrame

San Juan, 23 de septiembre de 2015.- La organización ambientalista denunció públicamente que el gobierno de San Juan y la minera Barrick Gold sabían que había ocurrido un derrame el domingo y sólo el lunes cuando los medios periodísticos y la comunidad presionaron, reconocieron el hecho.

De acuerdo a un nuevo comunicado de la empresa, la pérdida fue mayor a lo que se creía: “el volumen asociado con la fuga ha sido estimado en 1.072.000 litros” y no en 224 mil como se informó.
 
“Barrick mintió y el gobierno de San Juan mintió”, dijo Gonzalo Strano, de la campaña de Glaciares de Greenpeace. “Todavía hoy, siguen ocultando información fundamental sobre el accidente y sus consecuencias”.
 
Greenpeace participó de la conferencia de prensa convocada por representantes políticos y sociales, entre ellos los senadores Fernando “Pino” Solanas, Rubén Giustinianni, Norma Morandini, Roberto Basualdo, María Magdalena Odarda y Alfredo Martínez, que llevaron la reunión de la comisión de Recursos Naturales de la Cámara Alta a la provincia.
 
En la presentación, los ecologistas revelaron que del escrito presentado por la empresa ante el ministerio de minería se desprende que el gobernador Gioja y el ministro Saavedra sabían del derrame de solución cianurada enriquecida el domingo al mediodía. La empresa reconoció que se vertieron al ambiente al menos 224 mil litros de solución cianurada entre las 10 y las 12 del domingo 13, cuando supuestamente el derrame fue contenido.
 
“La pérdida fue de 110 mil litros por hora y la empresa dijo que comenzó a las 20 hs.Si hubiera empezado a las 18.05 hs. estaríamos hablando de alrededor de 2 millones de litros de cianuro y otros metales pesados filtrados al ambiente”, señaló Strano.
 
Desde el año 2011 la organización advierte que la minera está ubicada en un área de glaciares y periglaciares y que además debe ser protegida por estar dentro de la Reserva de Biósfera de San Guillermo creada entre otras cosas para preservar la biodiversidad y la integridad del sistema hídrico.
 
“La empresa Barrick Gold fue obligada a detener el proyecto Pascua Lama del lado chileno de la cordillera. Sobran los
motivos para que lo mismo ocurra en nuestro país y Veladero se cierre”.
 
 

EL PAÍS | 24/09/2015 Malos manejos DIARIO EL SOL

Barrick, criticada en la mitad de los países donde opera

Por cuestiones ambientales o económicas, la firma canadiense es una de las mineras que más cuestionamientos tiene en el mundo.

Tras el derrame de cianuro en la mina Veladero, operada por la canadiense Barrick en San Juan, se multiplicaron las voces en contra de la actividad minera en Mendoza. Más allá de las posturas, lo cierto es que la empresa responsable del derrame de un millón de litros de solución cianurada es una de las que más cuestionamientos tiene alrededor del mundo, tantos que de los 10 países en que opera, por lo menos en 6 es apuntaba por temas ambientales o económicos.
 
De acuerdo a lo que informa el portal institucional de Barrick, la firma opera en diez países y en varios de ellos fue puesta en tela de juicio, ya sea por la justicia o por las comunidades cercanas a sus yacimientos. En Chile, Argentina, Perú, República Dominicana, Estados Unidos y Canadá la empresa fue cuestionada por diversos aspectos.
 
Tanta es la resistencia que tiene la empresa en el mundo, es que hay grupos ambientalistas que se dedican exclusivamente a denunciar los inconvenientes que genera -según sus denuncias- la minera en distintos territorios. Uno de esos grupos es Protest Barrick, organización que apunta a la firma canadiense como una mafia que se dedica a buscar doblegar las legislaciones de los diversos países donde opera para su beneficio.
 
Algunos casos
Antes del incidente ocurrido en Jachal, la empresa ya había tenido que suspender el proyecto más grande y ambicioso que tenía en el mundo, Pascua-Lama, el cual era una iniciativa binacional con Chile y que en septiembre fue detenido “temporalmente” por la empresa por una cuestión de costos y del precio internacional del oro y la plata.
 
Sin embargo, el escenario no era tan simple, ya que desde la empresa, además de la situación internacional en el precio de los metales, se encontraban con un demanda de los accionistas en Canadá, los cuales solicitaron 6.000 millones de dólares por considerar que la empresa ocultó información con respecto a la situación económica y ambiental del proyecto. El llamado modelo canadiense permite que personas comunes compren acciones de empresas mineras y éstas son las que demandaron a la empresa. De esta forma, la
empresa debe responder ante tribunales estadounidenses y canadienses.
 
El cuestionamiento surgió especialmente luego que la justicia chilena considerara durante este año reabrir causas ambientales de 2013 por malos manejos con los glaciares, además de sumarle 10 nuevos cargos. A pesar que la empresa tenía la opción de presentar sus descargos por considerar injusta la reapertura de los expedientes, sólo un par de días después «anunció la suspensión temporal» del proyecto. La organización cristiana Paz Dominicana, de República Dominicana, denunció en ese país que la empresa canadiense contamina en la zona donde opera. Tanto así que la ONG pidió una audiencia con el Papa por “la infernal contaminación que producen las operaciones de la minera Barrick Gold en las comunidades de Las Laguna, La Cerca, El Naranjo, Los Cacao, entre otras». Barrick tiene en República Dominicana la mayor parte de la propiedad de la mina de Pueblo Viejo, la cual afecta el entorno ambiental. Después de incidente ocurrido en San Juan, algunos sectores políticos solicitaron que se haga un monitoreo de las operaciones con cianuro que realiza la empresa en la mina dominicana.
 
En Perú, donde tiene dos minas, la firma fue apuntada por agricultores, quienes dijeron en febrero de este año que existe un enorme riesgo de contaminación por operaciones en el valle Alto Chicama que abarca las provincias de Santiago de Chuco, Otuzco y Sánchez Carrión. En esa zona la minera tiene el yacimiento de Lagunas Norte, la cual -según la Central Única Nacional de Rondas Campesinas- los alcaldes de las provincias perjudicadas no reclaman porque reciben «regalitos de la empresa» y proyectos del fondo social y no asumen la defensa de sus pueblos. En ese momento Barrick culpó a la numerosa minería informal que existe en Perú por posibles efectos contaminantes porque, según indicaron, lanzan todos sus desechos a los ríos. 
 
De acuerdo al portal Protest Barrick, el año pasado, el fondo de pensiones noruego despojó de $ 230 millones dólares a Barrick por razones éticas, sobre todo relacionados con su mina en Papúa Nueva Guinea.
 
Otro Veladero
En Mendoza la empresa no tiene ninguna propiedad minera y tampoco es parte de las empresas que están pidiendo en la Corte la inscontitucionalidad de la Ley 7.722. Aparte de Argentina, en Chile la empresa anunció hace algunas semanas que encontró un nuevo Veladero, un yacimiento de oro y cobre hallado en la región de Coquimbo, en las cercanías del Valle del Elqui.
 
Los problemas económicos que tuvo la empresa también afectaron otras operaciones en Chile,vendiendo la mitad de la mina Zaldívar en el norte de Chile al grupo trasandino Antofagasta Minerals. 
 
 

POLÍTICA MIÉRCOLES 13 DE ABRIL 2016 | INFOBAE

El derrame minero en San Juan tenía algo más peligroso que el cianuro

Por: Juan Pablo Parrilla

Infobae entrevistó al experto Robert Moran, el primer perito independiente en ingresar en la mina Veladero. Habló de la guerra por el agua, las pruebas de Barrick Gold y la ley de glaciares.

Sólo la conocían empleados y miembros de la Policía Minera de San Juan. La mina Veladero que desde hace más de una década explota Barrick Gold es prácticamente un misterio para la mayoría de la gente. Nadie puede llegar al lugar donde, entre el 12 y 13 de septiembre del año pasado, se derramaron más de un millón de litros de solución cianurada. El hidrogeólogo Robert Moran fue la primera persona sin intereses políticos ni económicos que rompió con esa regla, cuando la semana pasada visitó el yacimiento por orden del juez federal Sebastián Casanello. Lo hizo junto a una traductora y al abogado Diego Seguí, que representa a la asamblea de vecinos Jáchal No Se Toca. Poco antes de que exponga su experiencia ante una comisión del Senado, Infobae lo entrevistó.
 
Aunque los medios sanjuaninos lo calificaron como el «perito antiminero», Moran tiene una vasta experiencia en más de treinta países y ni siquiera está en contra de la actividad. De hecho, hizo trabajos para varias empresas del sector. Es, sencillamente, una eminencia en el tema. Por eso Barrick Gold tenía miedo de su opinión. Tal es así, que el abogado León Arslanián, defensor del ex CEO de la firma Guillermo Caló –procesado por el derrame–, intentó impedir que el experto suba a Veladero. No pudo. 
 
Durante la entrevista, Moran reconoció avances en las medidas de seguridad luego del derrame, pero confirmó que Veladero viola la ley de glaciares, advirtió que no se sabe cuánta agua usa y derribó los estudios comparativos que usa Barrick Gold para minimizar el impacto ambiental. También explicó cómo hizo la empresa para borrar todo rastro del derrame, subrayó que mucho más grave que el cianuro son
los metales pesados y destacó que la información pública y confiable sobre lo que pasa en la mina es prácticamente nula.
 
– ¿Qué balance hace de su visita?
 
– Barrick Gold cooperó dejándonos entrar. Al principio fue simplemente un show, pero es lo que normalmente hacen. Hay que entender algo: la persona que me acompañó en la recorrida fue el gerente general, Rick Baker, que llegó a Veladero en la segunda quincena de septiembre, después del derrame, como todos los gerentes actuales. Entonces, quitaron una parte de la historia. Me hicieron una presentación con Powerpoint, el gerente general empezó a describir, pero no sabía las cuestiones técnicas y se las preguntaba a su asistente, que creo que también es nuevo. A eso se suma que no hay datos del derrame ni fotos. Es como si alguien estuviera inventando una historia.
 
– ¿Qué pudo ver? ¿Pudo evaluar el daño? ¿Le brindaron toda la información que requirió?
 
– El problema es que el derrame ocurrió hace seis meses y todo ha sido cubierto o reestructurado. Ahora todo se veía perfecto. Y, de hecho, le dije a la compañía más de una vez que esperaba que sean suficientemente inteligentes como para hacer las reparaciones necesarias. El derrame les costó una fortuna y arruinó su reputación, entonces, no tengo duda que hicieron los deberes. Lo que vi estaba bien, pero no se puede ver debajo de la tierra. Y sólo querían hablar de cianuro. Cuando me mostraban el Powerpoint, pedí datos y me los negaron. ¿Tienen la información? Obviamente sí, pero no es pública. Al final conseguí que se la envíen a Casanello, pero no sabemos qué le mandaron.
 
– Veladero no tenía controles automáticos. Por eso el derrame tardó varias horas en detectarse. ¿Es seguro trabajar en esas condiciones?
 
– Sí, puede funcionar bien. Pero hay que explicar algo. Este tipo de minas son como grandes propiedades medievales a las que sólo se puede ingresar con permiso. Por ende, la única información que sale es la de ellos. Y mi experiencia es que este tipo de sitios tienen derrames frecuentes. La mayoría son pequeños, y nunca trascienden al público. 
 
– De hecho, tal como reveló Infobae, hubo al menos tres derrames antes del 12 de septiembre
 
– Sí. Y probablemente hubo otros menores también. Pero es una mina bien hecha si se compara con el resto. Todas las minas tienen problemas, y la mayoría son ocultados. En muchos países ni siquiera exigen que publiquen la información y no permiten que la gente se entere de lo que ocurre.
 
– ¿Podría funcionar Veladero en un país desarrollado?
 
Sí, Veladero se parece a una mina de un país desarrollado, pero en Estados Unidos, Canadá o Europa occidental no permiten construir una mina así cerca de una ciudad, sino muy lejos de las poblaciones. Admito que no quiero vivir al lado de una mina y que nunca vi una mina que no contamine.
 
– ¿Veladero viola la ley de glaciares? 
 
– [Muestra unos mapas] Esto está en el estudio de impacto ambiental. Todo el yacimiento está en un ambiente glaciar y periglaciar.
 
– ¿Cómo afecta la minería a esos ambientes?
 
– Es muy peligroso desde el punto de vista hidrológico, porque son ambientes permeables. El agua en la zona proviene de glaciares de montaña. Es la única fuente. Pero casi no hay información sobre lo que ocurre allí. Legalmente Veladero puede usar 110 litros de agua por segundo, pero no se sabe cuánta agua usa realmente, no hay información confiable. Y cuando usan agua a esa altura, mucha cantidad se evapora. Entonces la gente que está debajo tiene menos agua para usar. Esto incrementa la competencia por el agua, crea un ambiente perfecto para una guerra por el agua.
 
– La prensa sanjuanina especula con que usted va a recomendar el cierre de la mina. ¿Es cierto?
 
– Yo voy a evitar una definición, porque es un tema políticamente sensible y depende de los ciudadanos. Mi función es decirles lo que está pasando y no les están diciendo.
 
– En estas condiciones, ¿la ciudadanía tiene posibilidades de saber qué está pasando realmente? 
 
– No, bajo estas condiciones, no.
 
– Un informe preliminar de la Secretaría de Ambiente cuestionó la forma en la que Barrick Gold calculó el volumen del derrame, que sería mucho mayor al millón de litros, por una polémica corrección que hizo de los instrumentos de medición. ¿Qué piensa?
 
– No lo puedo saber, porque toda la estructura fue cambiada desde esos días. Incluso los investigadores del Gobierno escribieron ese reporte a fines de septiembre. Todo fue reestructurado y cubierto, la compuerta fue reemplazada. Entonces, ¿quién sabe cuánto se derramó? Ellos quieren dinero y el derrame les costó una fortuna, por lo que probablemente deben haber hecho un buen trabajo. Pero vienen operando desde 2005. ¿Donde están los datos públicos del volumen de agua que usaban? ¿Dónde está el balance de agua
que toda mina supuestamente debe tener? ¿Dónde está la información anterior del derrame? Yo no pude ver nada de eso.
 
– Buena parte de la defensa de Barrick Gold está en los estudios de línea de base, que supuestamente se hicieron antes de que exista Veladero y que permitirían compararlos con los análisis posteriores al derrame. Infobae los solicitó en varias ocasiones a la empresa, pero siempre los negó. ¿Usted los pudo ver?
 
– Esos estudios son pura basura. Estadísticamente hablando, no sirven para nada, no se puede hacer nada con ellos. Me los dio el gerente general y me dijo que están en un anexo del estudio de impacto ambiental. Era una hoja que sólo muestra los elementos químicos y un número mínimo y máximo, pero no hay parámetros, ni en qué años se hicieron los análisis, ni cuál fue la media. No hay nada. Hasta un estudiante de primaria se daría cuenta de que no se puede hacer nada con eso. Entonces, si 10 años después tenés un derrame, no se puede probar que hubo impacto ambiental.
 
– ¿Por qué cree que Barrick Gold sólo quiere focalizarse en la presencia de cianuro en el agua?
 
– Porque el derrame estuvo totalmente contaminado con algo mucho más peligroso que el cianuro, que son cientos de compuestos tóxicos. Pero no hay información de ellos. La solución cianurada tiene un pH de entre 10 y 12, porque si bajara, generaría gas cianuro, que es el mismo gas que usaron los nazis. O sea que un pH bajo podría matar a sus empleados. Entonces, lo mantienen alto. El tema es que con ese pH, los metales pesados y altamente tóxicos como uranio, zinc, arsénico, bario, cadmio, cromo o cobalto, caen en la
solución. Y no hay datos oficiales de esos metales.
 
– ¿Hizo análisis del agua?
 
– No. Pedí si podíamos hacer mediciones de pH, y me dijeron que no.
 
– ¿Le explicaron qué pasó con los sedimentos contaminados que quedaron en el río Porterillos, que Barrick Gold removió y que nadie sabe dónde están?
 
– No, no nos contaron qué hicieron, cuál era el volumen, nada. Tampoco a los investigadores que envió el Gobierno. Pero aquí hay algo importante: si tenés este tipo de derrame, como el líquido reacciona químicamente con los sedimentos, entonces probablemente hubo gases tóxicos en el lugar. Pero no sabemos qué pasó con los primeros trabajadores que aparecieron, si tenían máscaras y trajes especiales. No hay fotos ni nada. Obviamente tienen la información, pero no la comparten. Ellos nos contaron su historia.
 
 

Un perito de EE.UU. cuestionó la explotación de la mina Veladero

San Juan
El especialista Robert Moran aseguró ante el Senado que Barrick Gold «trabaja sobre un ambiente periglaciar». Es el técnico propuesto por el juez Sebastián Casanello, a cargo de la causa sobre el derrame de cianuro sobre el río Jáchal. CLARIN

 
El especialista estadounidense Robert Moran expuso hoy en el Senado sobre el derrame de cianuro producido por Barrick Gold en la cuenca del río Jáchal, en San Juan, y aseguró que «la mina Veladero está trabajando sobre un ambiente periglaciar», por lo cual estaría violando la Ley de Glaciares.
 
Moran es doctor en Ciencias Geológicas de la Universidad de Texas,en Estados Unidos y llegó a San Juan propuesto por el juez Sebastián Casanello, quien había dispuesto la creación de una Comisión de Expertos para analizar el estado actual de la zona en la que está el emprendimiento minero de Barrick Gold. Ayer expuso durante unas dos horas en el Senado de la Nación.
 
«Todos los ríos de la zona nacen donde la mina Veladero está trabajando: ambiente periglaciar», comentó ante la mirada de Fernando Pino Solanas, integrante de la Comisión de la Comisión de Ambiente y Desarrollo Sustentable del Senado.
 
Luego de la contundente exposición de Robert Moran queda claro que la #BarrickGold oculta información a todos los ciudadanos.
 
— Pino Solanas (@fernandosolanas) 12 de abril de 2016
 
«No quiero comentar si Veladero debe cerra. Yo viajo a Estados Unidos y ésta es una decisión de ustedes, de la gente que representan», les dijo Moran ayer a los senadores. Y agregó: «A su vez, denunció que el staff de Barrick no le permitió ver realmente los lugares. “La Barrick Gold nunca declaró la cantidad de agua que utiliza en el proceso de explotación y entregó una ínfima parte de la información con la que cuenta la empresa», sostuvo.
 
Por otro lado, instó a los senadores integrantes de la Comisión “a obligar a la Barrick Gold a hacer públicos todos los datos no entregados a la Justicia”.
 
Moran llegó desde San Juan, donde había señalado: «Todas las opiniones que he escuchado son las de la empresa. Esto se ha convertido en una disputa legal. Por lo que vi, no hay informes químicos en los últimos meses, desde que ocurrió el derrame. El problema más grande durante la visita fue ver información verdadera, imágenes sobre lo que realmente ocurrió«.
 
La compañía minera canadiense Barrick Gold admitió ayer haber «desilusionado al pueblo de San Juan», por el derrame de cianuro y se comprometió «a trabajar con los mayores cuidados para recuperar la licencia social».
 
«Primero queremos dejar en claro que realmente es desafortunado y lamentamos lo que ha ocurrido. Hemos desilusionado a nuestros empleados, hemos desilusionado a la comunidad de San Juan, a sus actores y al pueblo en general, estamos comprometidos de acá en adelante para trabajar con los mayores cuidados y creo que con esa gestión vamos a recuperar la licencia social», indicó Rick Baker, el nuevo gerente general ejecutivo de Veladero, la mina que esta compañía internacional posee en territorio
sanjuanino.
 
 

Polémico informe confirmaría que Pascua Lama destruyó glaciares

Paula Correa Jueves 5 de marzo del 2015 a las 5:23 pm DIARIO UCHILE
El documento dejaría al descubierto que la empresa destruyó con conocimiento el glaciar Toro 1 en la región de Atacama.
 
Luego de la firma del protocolo el diputado Daniel Melo aseguró que Pascua Lama “no existiría de haber una ley que proteja los glaciares”. 
 
Esto generó un grado de incertidumbre en los empresarios cuando la indicación sustitutiva plantea que podrán “revisarse resoluciones de calificación ambiental (RCA) ya otorgadas y que, eventualmente, intervienen glaciares”.
 
Sin embargo, parece no haber mayor coordinación, ya que desde la Superintendencia de Medio Ambiente (SMA) aseguraron a que “Pascua Lama no se vería afectada si entrara en vigencia una ley con tales características”.
 
En medio de estas declaraciones, Greenpeace filtró un documento oficial de Pascua Lama que confirmaría la destrucción de Glaciares.
 
Se trata de un Flash Report (ver documento adjunto), que reporta que todos los incidentes que ocurrían durante la construcción del proyecto minero y que, en este caso, advierten la abertura de un camino sobre el glaciar Toro 1, hecho que posteriormente terminó por destruirlo.
 
El documento habría sido elaborado por personal de la unidad de Glaciología y Cambio Climático del Centro de Estudios Científicos (CECS) e informa que “el camino de glaciares que cruza Toro 1 ha sido abierto sin la autorización de medio ambiente”, sin que haya ocurrido una denuncia por la afectación al glaciar.
 
Ante esto, la organización afirmó que presentarán esta nueva denuncia a la SMA, lo que se sumaría a las ya existentes por el mal manejo de aguas y la falta de protección a los trabajadores, que le han valido multas y la paralización a la firma canadiense.
 
Por lo mismo, desde la ONG afirmaron que esperan que estos nuevos datos se sumen a la información existente y permitan que Pascua Lama pierda sus permisos y las comunidades recuperen su territorio.
 
Desde la empresa Barrick, respondieron a través de una declaración pública en la cual señalan:
 
“El camino de acceso a los cuerpos de hielo del área de influencia del proyecto Pascua-Lama cuenta con un sistema de control de acceso, de acuerdo a la RCA, por lo que sólo se puede acceder previa autorización del Área de Medio Ambiente de Barrick.
 
El camino histórico que cruzaba el glaciarete Toro 1 y que fue construido en la década de los 90 fue cerrado y no está operativo. La compañía habilitó una huella alternativa que rodea los glaciaretes con fines científicos, con el fin de realizar el Programa de Monitoreo de Glaciares, uno de los más modernos y completos del mundo. Tanto el estado del camino histórico como el de la huella alternativa son conocidos por la autoridad.
 
Además, precisamente a partir de un documento interno de control de la empresa (flash report), es la misma Pascua-Lama quien procede a re cerrar el camino histórico, que según el reporte había sido abierto sin autorización de la compañía”.