Seleccionar página

La yacuaregazú

Cuando el hombre sintió el pinchazo en la axila, pegó un grito y se desmoronó sobre la hojarasca del sendero.

—¿Qué pasa? —preguntó, alarmada, su mujer.

Edema era una misionera de edad indefinida, de una flacura lindante con lo esquelético, que venía cargando desde Ipuberá con un yacaré de 18 kilos, vivo, comprado en el mercado de la plaza.

—Una yacuaregazú— jadeó el hombre, sentado en el suelo, revisando frenéticamente entre los pliegos de su camisa de brin.

—¿Te picó?

—Me picó.

Edema sabía preparar el yacaré en rodajas no más anchas que la palma de una mano, sazonadas con cebollas angurí y trozos de mandioca. O arrollado, atado como un matambre para evitar que se escape, en caso de no estar bien muerto, tras el primer hervor.

Más de una vez le había ocurrido cuerear un yacaré, quitarle las entrañas, salarlo y verlo luego salir huyendo con una gallina entre los dientes, al primer descuido.

«Yacaré mboró pubé» solía decir Edema, y no le faltaba razón.

—¿Dónde te picó?

(más…)

La salud de los enfermos

Cuando inesperadamente tía Clelia se sintió mal, en la familia hubo un momento de pánico y por varias horas nadie fue capaz de reaccionar y discutir un plan de acción, ni siquiera tío Roque que encontraba siempre la salida más atinada. A Carlos lo llamaron por teléfono a la oficina, Rosa y Pepe despidieron a los alumnos de piano y solfeo, y hasta tía Clelia se preocupó más por mamá que por ella misma. Estaba segura de que lo que sentía no era grave, pero a mamá no se le podían dar noticias inquietantes con su presión y su azúcar, de sobra sabían todos que el doctor Bonifaz había sido el primero en comprender y aprobar que le ocultaran a mamá lo de Alejandro. Si tía Clelia tenía que guardar cama era necesario encontrar alguna manera de que mamá no sospechara que estaba enferma, pero ya lo de Alejandro se había vuelto tan difícil y ahora se agregaba esto; la menor equivocación, y acabaría por saber la verdad. Aunque la casa era grande, había que tener en cuenta el oído tan afinado de mamá y su inquietante capacidad para adivinar dónde estaba cada uno. Pepa, que había llamado al doctor Bonifaz desde el teléfono de arriba, avisó a sus hermanos que el médico vendría lo antes posible y que dejaran entornada la puerta cancel para que entrase sin llamar. Mientras Rosa y tío Roque atendían a tía Clelia que había tenido dos desmayos y se quejaba de un insoportable dolor de cabeza, Carlos se quedó con mamá para contarle las novedades del conflicto diplomático con el Brasil y leerle las últimas noticias. Mamá estaba de buen humor esa tarde y no le dolía la cintura como casi siempre a la hora de la siesta. A todos les fue preguntando qué les pasaba que parecían tan nerviosos, y en la casa se habló de la baja presión y de los efectos nefastos de los mejoradores en el pan. A la hora del té vino tío Roque a charlar con mamá, y Carlos pudo darse un baño y quedarse a la espera del médico. Tía Clelia seguía mejor, pero le costaba moverse en la cama y ya casi no se interesaba por lo que tanto la había preocupado al salir del primer vahído. Pepa y Rosa se turnaron junto a ella, ofreciéndole té y agua sin que les contestara; la casa se apaciguó con el atardecer y los hermanos se dijeron que tal vez lo de tía Clelia no era grave, y que a la tarde siguiente volvería a entrar en el dormitorio de mamá como si no le hubiese pasado nada.

(más…)

Su entera carencia de estilo

Sucede que a veces las verdaderas tragedias de la vida ocurren de una manera tan inartística, que nos hieren por su cruda violencia, por su incoherencia absoluta, su absoluta necesidad de sentido, su entera carencia de estilo. Nos afectan lo mismo que la vulgaridad. Nos dan una impresión de pura fuerza bruta y nos rebelamos contra eso. A veces, sin embargo, una tragedia que posee elementos artísticos de belleza atraviesa nuestras vidas. Si estos elementos de belleza son reales, despierta íntegra y simplemente en nosotros el sentido del efecto dramático. Nos encontramos de pronto, no ya como actores, sino espectadores de la obra. O más bien somos ambas cosas.

Oscar Wilde. El retrato de Dorian Gray, p102 (1890)

¿Qué hace un cronopio cuando se enamora? Pierde la cabeza, eso y se dedica a cortar margaritas. 

Julio Cortázar

Historias de cronopios y de famas (1962)

Llueve, está oscuro, el papá de Fiona contrató un hampón para matarte… pero todo se verá mejor por la mañana.

Burro a Shrek

Shrek II (2004)

En esta noche, en este mundo

En esta noche en este mundo
las palabras del sueño de la infancia de la muerta
nunca es eso lo que uno quiere decir
la lengua natal castra
la lengua es un órgano de conocimiento
del fracaso de todo poema
castrado por su propia lengua
que es el órgano de la re-creación
del re-conocimiento
pero no el de la re-surrección
de algo a modo de negación
de mi horizonte de maldoror con su perro
y nada es promesa
entre lo decible
que equivale a mentir
(todo lo que se puede decir es mentira)
el resto es silencio
sólo que el silencio no existe
no
las palabras
no hacen el amor
hacen la ausencia
si digo agua ¿beberé?
si digo pan ¿comeré?
en esta noche en este mundo
extraordinario silencio el de esta noche
lo que pasa con el alma es que no se ve
lo que pasa con la mente es que no se ve
lo que pasa con el espíritu es que no se ve
¿de dónde viene esta conspiración de invisibilidades?
ninguna palabra es visible

Alejandra Pizarnik. Textos de sombra y últimos poemas (1971-1972)

La guerra es la paz. La libertad es la esclavitud. La ignorancia es la fuerza

PRIMERA PARTE CAPITULO I Era un día luminoso y frío de abril y los relojes daban las trece. Winston Smith, con la barbilla clavada en el pecho en su esfuerzo por burlar el molestísimo viento, se deslizó rápidamente por entre las puertas de cristal de las Casas de la Victoria, aunque no con la suficiente rapidez para evitar que una ráfaga polvorienta se colara con él.

El vestíbulo olía a legumbres cocidas y a esteras viejas. Al fondo, un cartel de colores, demasiado grande para hallarse en un interior, estaba pegado a la pared. Representaba sólo un enorme rostro de más de un metro de anchura: la cara de un hombre de unos cuarenta y cinco años con un gran bigote negro y facciones hermosas y endurecidas. Winston se dirigió hacia las escaleras. Era inútil intentar subir en el ascensor. No funcionaba con frecuencia y en esta época la corriente se cortaba durante las horas de día. Esto era parte de las restricciones con que se preparaba la Semana del Odio. Winston tenía que subir a un séptimo piso. Con sus treinta y nueve años y una úlcera de varices por encima del tobillo derecho, subió lentamente, descansando varias veces. En cada descansillo, frente a la puerta del ascensor, el cartelón del enorme rostro miraba desde el muro. Era uno de esos dibujos realizados de tal manera que los ojos le siguen a uno adondequiera que esté. EL GRAN HERMANO TE VIGILA, decían las palabras al pie.

(más…)

Si no quieren tener hijos, cierren las piernas.

Párroco Hernán Ustariz

A alumnas de la escuela Nuestra Señora de Fátima. Diario Popular, 23 de junio de 2018

Usted no puede imaginar lo que es ser mujer en América del Sur.

Victoria Ocampo

Carta a Waldo Frank

Colección de Gabriel García Márquez

 

El archivo digital de escritor colombiano Gabriel García Márquez incluye manuscritos originales de obras publicadas e inéditas, material de investigación, fotografías, libros de recortes, correspondencia, recortes, cuadernos de notas, guiones, material impreso, ephemera, y una grabación de audio de su discurso de aceptación del Premio Nobel de Literatura en 1982. El archivo en línea cuenta con recurso de búsqueda de texto, y contiene aproximadamente 27.500 materiales digitalizados a partir de los documentos de García Márquez, y fue posible gracias a una subvención del Council on Library and Information Resources (CLIR). El Harry Ransom Center también agradece la cooperación de la familia de Gabriel García Márquez. Lea más sobre el trabajo que ocurrió durante el proyecto.

Gabriel García Márquez inició su profesión como periodista en la década de 1940 haciendo reportajes desde Bogotá y Cartagena, posteriormente fue corresponsal extranjero en Europa y Cuba. En 1961 se estableció en Ciudad de México. A la par de su prolífica carrera como periodista, García Márquez publicó numerosas obras de ficción, entre novelas, novelas cortas y varias colecciones de cuentos y guiones. Después de la publicación de su novela Cien años de soledad en 1967, obtuvo gran notoriedad por sus obras de ficción y fue reconocido mundialmente como talentoso narrador. En 2002 publicó el primero de tres tomos de sus memorias Vivir para contarla.

Adquiridos por el Ransom Center en 2014, los documentos de la colección de García Márquez incluyen manuscritos originales, predominantemente en español, de diez libros suyos, junto con más de 2.000 piezas de correspondencia, borradores de su discurso de agradecimiento para el Premio Nobel de 1982, más de 40 álbumes fotográficos que documentan diversos aspectos de su vida a lo largo de casi nueve décadas, las máquinas de escribir Smith Corona y los computadores en los cuales escribió algunas de las obras más queridas del siglo veinte, álbumes con recortes de periódicos de América Latina y de todo el mundo que documentan meticulosamente su carrera como escritor. Muchos de estos materiales se incluyen como parte del archivo digital.

Papers (Documento descriptivo en español), 1930s-2014 (bulk 1966-2006)

Papers (English language finding aid), 1930s-2014 (bulk 1966-2006)

Plinio Apuleyo Mendoza Collection of Gabriel García Márquez Correspondence, 1961-1971, undated

Collection, 1957-2003

Yo me tomara cien mates

Yo me tomara cien mates
doscientas tazas de té
trescientas de chocolate
cuatrocientas de café.

Yo me comiera un queso
y una tortilla
un arrollado huaso
con mantequilla.

Con mantequilla sí
y ocho gallinas
cuatro pavos y un ganso
doce corvinas.

(Af. tercera alta) Informantes: Rosa Burgos, Hualqui, Concepción, (1989) Colección Ricardo Castillo.

Fuente: Cancionero Discográfico de Cuecas Chilenas

Yo no tengo la culpa

Yo siempre que me ocupo de cartas de lectores, suelo admitir que se me hacen algunos elogios. Pues bien, hoy he recibido una carta en la que no se me elogia. Su autora, que debe ser una respetable anciana, me dice:

“Usted era muy pibe cuando yo conocía a sus padres, y ya sé quién es usted a través de su Arlt”.

Es decir, que supone que yo no soy Roberto Arlt. Cosa que me está alarmando, o haciendo pensar en la necesidad de buscar un pseudónimo, pues ya el otro día recibí una carta de un lector de Martínez, que me preguntaba:

“Dígame, ¿usted no es el señor Roberto Giusti, el concejal del Partido Socialista Independiente?”

(más…)

Ahora da lo mismo
El amor hoy es turismo.

J Balvin

Ginza en Energía (2016)

El caos no es un pozo… es una escalera

Petyr Baelish

Game Of Thrones (2010)

(…) toda negligencia es deliberada, todo casual encuentro una cita (…)

Jorge Luis Borges

“Deutsches Requiem” en El Aleph (1949)

Hay dos clases de hombres en este mundo los que toman y los que sirven. Cállate y llena mi copa.

El tortuga al cantinero

Breaking Bad. Temporada 3 Episodio 3

Eso es la adultez la habilidad de estar aburrido y mantenerte de pie. Esperar en una fila sin problemas.

Jess

En algún capítulo de Peep Show

Lista

ADORNO
ALTHUSSER
ARENDT
ARMANI
BAJTIN
BARTHES
BATAILLE
BAUDRILLARD
BENJAMIN
BENVENISTE
BOURDIEU
CHANEL
CHOMSKY
DELEUZE
DERRIDA
DIOR
DURAS
ECO
FOUCAULT
FREUD
GUCCI
HABERMAS
HERRERA
HORKHEIMER
JAKOBSON
JOYCE
KAFKA
LACAN
LACLAU
LEVI STRAUSS
LEVINAS
LYOTARD
MARX
MERLEAU PONTY
METZ
NIETZSCHE
PIAZZA
PEIRCE
SAUSSURE
STEINER
TODOROV
VERSACE
ZIZEK

Esther

Solo vemos que la libido se aferra a sus objetos y no quiere abandonar los perdidos aunque el sustituto ya esté aguardando. Eso, entonces, es el duelo”.

Sigmund Freud

La transitoriedad, 1916, p311

Tú no la mataste. Estaba muerta. Yo la maté

Tú no la mataste. Estaba muerta. Yo la maté. ¿Por qué? ¿Por qué? Tú no la mataste. Estaba muerta. Yo no la maté. Ya estaba muerta. Yo no fui.
No pensar. No pensar. No pienses. No pienses en nada. Tranquilo, estoy tranquilo. No me pasa nada. Estoy tranquilo así. Me quedo así quieto. Estoy esperando. No tengo que pensar. No me pasa nada. Estoy así tranquilo, el tiempo pasa y yo estoy tranquilo porque no pienso en nada. Es cuestión de aprender a no pensar en nada, de fijar la mirada en la pared, de hacer otro dibujo con el hierrecito del zapato, un dibujo cualquiera, no tiene que ser una muchacha, puedes hacer un dibujo distinto aunque siempre hayas dibujado mal. Tienes libertad para elegir el dibujo que tú quieras hacer porque tu libertad sigue existiendo también ahora. Eres un ser libre para dibujar cualquier dibujo o bien hacer una raya cada día que vaya pasando como han hecho otros, y cada siete días una raya más larga, porque eres libre de hacer las rayas todo lo largas que quieras y nadie te lo puede impedir…
¡Imbécil!

Luis Martín-Santos. Tiempo de Silencio (1961)

El español será la lengua más hablada en EEUU en 2050

El Castellano | 6 de julio de 2015

A propósito de las desafortunadas declaraciones del magnate estadounidense Donald Trump sobre los inmigrantes mexicanos, el ahora precandidato presidencial debería tener en cuenta este dato: Estados Unidos será el país con mayor número de hispanohablantes del mundo en 2050, según un estudio publicado por el Instituto Cervantes, según publica CNN. De acuerdo a información que publica CNN, el informe titulado “el Español, una lengua viva”, no solo estima que el idioma español dominará ese país, sino también que dentro de tres décadas el 30 por ciento de la población estadounidense será hispana. “Las estimaciones realizadas por la Oficina del Censo de los Estados Unidos hablan de que los hispanos serán 132.8 millones en 2050”, cita el informe.

Fuente El Castellano.org

Compay era una de esas gentes que no sabía que había que morirse. No sabía de muerte, no hablaba de la muerte, no sabía lo que era la muerte. Él pensaba que la vida era eterna y así vivía.

De un compañero de Compay Segundo

En un documental sobre músicos cubanos

Selah, deténgase y escuche

Sela (en hebreo, también transcrito como selah) es una palabra que se usa frecuentemente en la Biblia hebrea, a menudo en los Salmos, y es un concepto difícil de traducir. Es probable que sea un signo litúrgico-musical o una instrucción en la lectura del texto, algo así como «deténgase y escuche». «Sela» también se puede utilizar para indicar que no va a ser un interludio musical en ese momento en el Salmo. La Biblia de las Américas establece Selah como «pausar y pensar en eso».

Los Salmos fueron cantados con acompañamiento de instrumentos musicales y hay referencias a esto en muchos capítulos. Treinta y uno de los treinta y nueve salmos con la leyenda «Para el maestro del coro» incluyen la palabra «Sela». Sela señala una pausa en la canción y, como tal, tiene una finalidad similar a Amén, ya que hace hincapié en la importancia del pasaje anterior. (…)

Fuente: Wikipedia

 

Música para camaleones

Mi vida – como artista, por lo menos – puede ser proyectada en un gráfico con la misma precisión que una fiebre, registrándose altos y bajos, ciclos específicamente definidos. Comencé a escribir a los ocho años, inesperadamente, sin la inspiración de un modelo. No conocía a nadie que escribiera. En realidad, apenas si conocía a alguien que leyera. El hecho era que sólo cuatro cosas me interesaban: leer, ir al cine, zapatear y dibujar. Luego, un día, empecé a escribir, sin saber que me había encadenado, de por vida, a un amo noble pero despiadado. Cuando Dios nos ofrece un don, al mismo tiempo nos entrega un látigo, y éste sólo tiene por finalidad la autoflagelación.

Pero, naturalmente, yo no lo sabía. Yo escribía historias de aventuras, novelas policiales, escenas cómicas, cuentos que me había narrado ex esclavos y veteranos de la Guerra Civil. Me divertía muchísimo, al principio. Dejé de divertirme cuando descubrí la diferencia entre escribir bien y mal, y luego hice un descubrimiento más alarmante aún: la diferencia entre escribir bien y el verdadero arte. Una diferencia sutil, pero feroz. Después de eso, cayó el látigo. (más…)

Uemura Shoen

Uemura Shoen (Uemura Tsune) 1875 – 1945 (Japón)

Es difícil hacer predicciones,
especialmente sobre el futuro.

Mark Twain

Pero acaso las grandes ciudades sólo existían para que pudieran encontrarse un día, no allí donde habían nacido y en la cual vivían a trescientos metros de distancia sin haberse cruzado jamás, sin siquiera haberse presentido, sino a doce mil kilómetros, del otro lado del mar, y se miraron y se reconocieron. Si se ha perdido la oportunidad de la primera mirada uno corre el riesgo de no reconocerse más, de perderse en la muchedumbre…

Silvina Bullrich

Los pasajeros del Jardín (1982)

Ajedrez

En su grave rincón, los jugadores
rigen las lentas piezas. El tablero
los demora hasta el alba en su severo
ámbito en que se odian dos colores.
Tenue rey, sesgo alfil, encarnizada
reina, torre directa y peón ladino
sobre lo negro y blanco del camino
buscan y libran su batalla armada.
Adentro irradian mágicos rigores
las formas: torre homérica, ligero
caballo, armada reina, rey postrero,
oblicuo alfil y peones agresores.
No saben que la mano señalada
del jugador gobierna su destino,
no saben que un rigor adamantino
sujeta su albedrío y su jornada.
Cuando los jugadores ya se han ido,
cuando el tempo los haya consumido,
ciertamente no habrá cesado el rito.
También el jugador es prisionero
(la sentencia es de Omar) de otro tablero
de negras noches y de blancos días.
En el oriente se encendió esta guerra
cuyo anfiteatro es hoy toda la tierra.
Como el otro, este juego es infinito.
Dios mueve al jugador, y éste, la pieza.
¿Qué Dios, detrás de Dios la trama empieza
de polvo y tiempo y sueño y agonías?

Jorge Luis Borges. «Ajedrez» (1960)

Si el perdón

Mientras cerraba la puerta de la habitación de Sohrab me pregunté si el perdón se manifestaría de esa manera, sin la fanfarria de la revelación, si simplemente el dolor recogería sus cosas, haría las maletas y se esfumaría sin decir nada en mitad de la noche.

Khaled Hosseini. Cometas en el Cielo (2003)

Barrick Gold

13 mayo, 2016 | GREENPEACE Argentina

Greenpeace: un nuevo informe internacional confirma que Veladero contaminó

Buenos Aires, 13 de mayo de 2016.- Greenpeace destacó hoy que el informe publicado esta semana por un organismo que trabaja para las Naciones Unidas confirma una vez más la contaminación provocada en el ambiente por el derrame de agua cianurada de la mina Veladero. El emprendimiento se encuentra sobre ambiente periglaciar, en franca violación de la ley nacional de Glaciares.

(más…)

Despensa de Otamendi

Barbara Borzani, «Despensa de Otamendi». 9 de septiembre de 2014. Otamendi, Campana.

¿Cuál es su definición de felicidad?

Un horizonte despejado.

Tener sólo desvelos sobre asuntos creativos y no destructivos…

Soy muy sensible, no puedo soportar las peleas. Una palabra áspera, dicha por una persona cercana, me persigue durante días. Sé que sólo somos humanos y no podemos evitar esas emociones negativas.

Pero cuando las preocupaciones se retiran, y puedes mirar hacia delante y el camino está libre y vas a crear algo: entonces eres tan feliz como un hombre puede llegar a ser.

Interviewer:

Mr. Hitchcock, what is your definition of happiness?

Alfred Hitchcock:

A clear horizon — nothing to worry about on your plate, only things that are creative and not destructive and that’s withing yourself.  Within me I can’t bear quarreling, I can’t bear feelings between people. I think hatred is wasted energy and it’s all non-productive. I’m very sensitive.  A sharp word, said by a person who has a temper, if they’re close to me, hurts me for days. I know we’re only human, we do go in for these various emotions, call them negative emotions but when all these are removed and you can look forward, and the road is clear ahead, and now you’re going to create something.  I think that’s as happy as I would ever want to be.

This is an excerpt from Canadian Broadcasting Corporation’s interview ‘A Talk with Alfred Hitchcock.’ This 1964 interview of Hitchcock was part of the CBC television series Telescope with host-director Fletcher Markle. ‘A Talk with Alfred Hitchcock.’ En Youtube “Hitchcock’s Definition of Happiness” https://www.youtube.com/watch?time_continue=11&v=14dOICbwSIs

“Sólo un nombre”: sobre un poema de Alejandra Pizarnik

En 1956, con tan sólo veinte años, Alejandra Pizarnik publicó su segundo poemario, La última inocencia. Su cierre es un breve poema, titulado “Sólo un nombre”, que llama la atención dentro del conjunto del poemario no sólo por su forma, sino también por ofrecer, dentro de su propia obra, una respuesta relativamente definitiva a una cuestión tan aparentemente banal, pero tan importante, como es la fijación del propio nombre. Y decimos fijación porque la autora argentina tenía tantos nombres, en este momento de su vida, como ámbitos en los que se desenvolvía(1): Flora es el nombre que figura en su partida de nacimiento, y es el nombre por el que la conocían en su vida académica; Buma era el nombre empleado en el colegio y por su círculo íntimo(2), y significa `Flora´ en iddish; Blímele, `florecilla´, es el apelativo que utilizaban en la Zalman Reizien Schule; y, finalmente, Alejandra, nombre que empezó a usar durante la adolescencia por propia iniciativa y por el que era conocida en el resto de sus ámbitos, incluido el poético. Su primer poemario, La tierra más ajena, había sido firmado sólo un año antes con el nombre “Flora Alexandra Pizarnik”, y, en este segundo poemario, la poeta destierra el nombre “Flora” y transforma “Alexandra” en el definitivo “Alejandra”.

¿Cómo hemos de entender toda esta zozobra nominal y qué importancia puede tener en su poesía? Quizás sería interesante, en este momento, plantearnos el origen judío de la autora argentina y sumergirnos, por un instante, en el sentido del nombre propio para el judaísmo. Utilizaremos las ideas de Sarah Cohen(3), tomadas de diversos pensadores judíos contemporáneos y de las propias ideas semitas tradicionales, como guía. Según Cohen, tomando como punto de partida a Martin Heidegger, el lenguaje es la casa donde habita el hombre. El ser arrojado al mundo se cobija en el nombre y en él lo habita. Es el espacio desde el que se inicia todo discurso. El nombre es, asimismo, un espacio de alteridad, y, desde Levinas, concluye que el nombre propio es el espacio donde el hombre, “eterno desterrado”, sale al encuentro con el otro. El yo es totalmente dependiente de esta relación con lo externo, hasta el punto de llegar a afirmar que “el hombre es relación y no sustancia”. Dada la importancia del nombre en este sentido, es comprensible que se afirme que “carecer de nombre es pertenecer a la muerte”, ya que, si el nombre es el inicio de todo discurso y relación con lo externo, si es el espacio donde se habita el mundo, y somos relación, evidentemente no poseer nombre es no poder relacionarse y, por tanto, no ser. Cohen pone como ejemplo de carencia de nombre al Golem, quien, por su desposesión de nombre propio, permanece errante por la existencia, participando más de la muerte que de ésta. Para ella el nombre es parte de la identidad social y comunitaria, pero también “guarida del alma” (partiendo de Frazer en La rama dorada, a propósito de los indios lengua, nos dice que por ello es blanco de la muerte y a la vez protección ante ella, dado que un cambio de nombre puede esquivarla) y un constituyente importante de la “identidad” individual. El judaísmo conoce dos clases de nombre para el individuo: el nombre onomástico, por el que es conocido el individuo, y el nombre verdadero, el nombre esencial, que contiene los atributos del individuo y lleva inscrita su historia. Este nombre se da en secreto tras el nacimiento y sólo es conocido por el nominador. Pronunciarlo “es desnudar al poseedor”. En este sentido, el nombre conforma al sujeto.

Lejos de ser baladí, la alternancia nominal pizarnikiana, bajo esta óptica, toma tintes salvíficos. La voz poética, en consonancia con la concepción judaica, parece buscar su nombre verdadero, su nombre esencial: aquel que la conformará a ella y su vida, o, yendo aún más lejos, que le permitirá participar de la vida y escapar de la muerte (esta concepción del nombre queda perfectamente marcada, en La última inocencia, en su “Poema para Emily Dickinson”). Podemos comprender a esta luz la extrema importancia que tiene esta cuestión para ella. En este punto, hemos de entrar ya en el poema que cierra el libro:

Sólo un nombre

alejandra alejandra
debajo estoy yo
alejandra(4)

Es el poema más llamativo de todo el libro por su brevedad -sólo seis palabras lo componen- y por la ruptura de todo esquema sintáctico y lógico de la frase. Los nombres quedan flotando en el poema, sin anclarse en ningún esquema oracional. Además, la propia disposición centrada en el eje vertical es única en toda su obra poética: todos sus poemas se alinean a la izquierda o la derecha de la página. Las reflexiones a las que obliga su contenido, su declaración de los problemas que conlleva la palabra en una fecha tan temprana, han atraído la atención de numerosos críticos. Nosotros nos detendremos, para iniciar nuestro análisis, en las reflexiones de Francisco Lasarte(5) , incluyendo posteriormente algunas observaciones de Jacobo Sefamí(6).

Lasarte, desde el principio, sostiene que este poema representa “el fracaso de la palabra”, ante la imposibilidad de que un signo lingüístico cree la realidad. La palabra, más que exaltar, degrada, y la escritura del nombre con minúscula es una prueba de esa degradación: “el nombre propio vuelto nombre común priva a la poeta de su singularidad”. Lasarte aprecia, también, fragmentación en la triple repetición del nombre, remarcada por la división entre el nombre en el primer verso y el nombre en el tercero, más real y más próximo a la poeta(7). Es en este punto donde el crítico realiza una vuelta de tuerca(8):

Ahora bien: aceptar que una “alejandra” es más real que otra es puro subterfugio, un juego conceptual en que el lector (y la poeta) deben participar para que “Sólo un nombre” signifique como ella quiere. La situación es otra, puesto que la tercera “alejandra” –en su condición de palabra- es tan falsa como las demás. En su afán de escribir un poema “terriblemente exacto” sobre su presencia en la poesía, Pizarnik cae en la trampa del lenguaje. Irremediablemente, “Sólo un nombre” es un poema de su ausencia. La tercera “alejandra” implica una cuarta debajo de ella, y la cuarta una quinta, dentro de una serie interminable de nombres que dejan a la poeta siempre diferida, incapaz de hallar su origen o centro en el poema. Palabra y ser están separados por un abismo insalvable.

Sefamí parte de Lasarte, pero desplaza la herida a la distinción entre significante y significado, y lee este poema como cuestionamiento de las tesis saussureanas al respecto. Para explicar las consecuencias devastadoras de la multiplicación de significantes en torno a un significado, foco del problema, recurre a Lacan y a Sarduy. La elección de su propio nombre para ello es “el autorretrato de un ser que se ausenta, que desaparece”. El ser, en el sentido heideggeriano, aparece solamente como huella: “La continua autorreflexión de la poesía de Pizarnik hace que el yo poético se examine a sí mismo en cada texto, buscando afanosamente la esencia y dejando solamente huellas en ese rastreo. Ante el fracaso de esta empresa, lo único que queda es vivir a la espera del silencio.”.

Ciertamente, para nosotros, ambos acercamientos críticos son acertados: todo ello está en el poema. Nos encontramos ante una voz poética que busca su esencia y que desea encontrarla en cada composición. Este poema, ya desde su título, es un cuestionamiento del nombre, minusvalorado en su minusculización y repetición, tanto presente como ad infinitum. Existe, coincidimos con Lasarte, cierto ardid para acercar la última “alejandra” al “yo” del segundo verso.

Sin embargo, en ambos artículos se habla de la poeta, y el problema parece establecerse entre el yo de la poeta, de la persona que firma toda la obra, o casi toda, y su nombre. Eliminemos esta distinción antes de empezar nuestro análisis particular: partamos de la base de que ese yo es, simplemente, voz poética, signo textual, y que el nombre propio es, sencillamente, un nombre, pero una clase especial de nombre. Ya en el poema “La enamorada”, del mismo libro, se marca una distancia entre la voz poética y “Alejandra”, esta vez en mayúscula, no vulgarizada. Esta distancia, contenida en la narración en segunda persona de la voz, implica también distancia frente a los actos de “Alejandra”. Hay, entonces, una separación entre la persona que firma y la voz poética. Esta distancia también se aprecia aquí, y la separación se establece ya entre el nombre y la voz poética. El nombre propio no tiene ningún valor en sí mismo, no constituye nada en sí. Su inmersión en un sistema, en una clasificación, hace que esté ya marcado por la huella de los demás(9). No es, ni siquiera, “propio”: “Cuando dentro de la concienciael nombre se dicepropio, ya se clasifica y se obliteraal llamarse. No es más que un nombre que presuntamente se dice propio.” (cursivas en el original)(10). Este nombre no constituyente, y se deduce que no esencial, al quedar incluso tras la muerte, al sobrevivir y permitir y hablar del sujeto en su ausencia absoluta, señala la muerte del sujeto. “Es portador de la muerte de su portador”(11), y por ello lo desapropia al anunciar su muerte y separarse de él. Sin embargo, al quedar el nombre dentro del texto, podemos decir que Alejandra Pizarnik ha firmado el texto desde su interior. La firma es un intento de vencer la desapropiación a la que nos somete el nombre propio, de hacerse presente y validar la posesión y autoridad sobre el texto (en este caso, la posición final refuerza la autoridad sobre todo el recorrido). Sin embargo, una firma corre el riesgo de padecer todos los peligros de la palabra escrita y, por lo tanto, sigue sin ser garante de la presencia de su realizador. La firma se constituye por la repetición, validación de su mecanismo y, a la vez, su propia desautorización en la pérdida del original, en la imposibilidad de hablar de un original. Se espera que la firma se repita hasta la muerte, interrupción de la capacidad de firmar.

La repetición de la firma “alejandra” en este texto implica, por lo tanto, a la vez que su invalidación por su “vulgarización”, como decía Lasarte, un punto de vista opuesto: la repetición de la firma valida el nombre, autoriza al nombre, e introduce a la autora en su texto. El nombre, lejos de vulgarizarse y dispersarse, adquiere, mediante el mecanismo de la repetición, validez. La repetición, presente y ausente, funciona aquí, por lo tanto, como “golpe de autoridad” de quien firma el libro: “un juego conceptual en que el lector (y la poeta) deben participar para que “Sólo un nombre” signifique como ella quiere.”

Es decir, que el “yo” muera sepultado por su nombre. El título deja de despreciar a este nombre para consignar, en su ambigüedad, una intención: la existencia de “sólo un nombre”, de un único nombre firmado constituido por su reiteración y multiplicidad frente al despojamiento del deíctico “yo”, de la voz poética. Voz poética y poeta se escinden. La voz poética trata de des-autorizar a la autora, pero en su afán des-autorizador sólo puede des-autorizarse a sí misma y autorizar, a su vez, a la firmante. Valida su nombre y la llama, en su denuncia, a la presencia (¡alejandra!, ¡alejandra!, debajo estoy yo, alejandra…), enterrándose en ella. Dota, a su vez, al nombre de la firmante de su mayúscula ausente en la propia forma invertida que compone el poema minusculizador(12). Quizás, bajo esta óptica, la posición centrada en el eje vertical de la que hablamos no sea tan casual:

alejandra
debajo estoy yo
alejandra alejandra

Después de esta operación de validación, Alejandra quedó como el término definido para signar toda su obra posterior. En el resto de sus poemarios no volverá a aparecer el nombre de Alejandra escindido de la voz –se impuso Alejandra-, aunque la voz parecerá continuar asumiendo, a pesar de este encuentro entre voz y nombre, el problema de la búsqueda de la esencia propia en el lenguaje. Esta reunificación, empero, es aparente, ya que el desdoblamiento y la dislocación del sujeto implican una escisión creciente que llegará a ser completa, en todos los ámbitos, hacia el final de su andadura escritural y vital. Derrida, al decirnos que “la representación no es esencia de la presencia ni presencia de la esencia”(13), podría resumir a la perfección el final de este camino, cuya asunción será lenta y trágica hasta llegar a su negación absoluta:

no
palabras
no hacen el amor
hacen la ausencia
si digo agua ¿beberé?
si digo pan ¿comeré?(14)

 

Javier Izquierdo Reyes. ´“Sólo un nombre”: sobre un poema de Alejandra Pizarnik´ en Fogal. 11 de junio de 2014. <https://www.revistafogal.com/2014/06/11/s%C3%B3lo-un-nombre-sobre-un-poema-de-alejandra-pizarnik/>

Notas 

(1) Véase Piña, Cristina, Alejandra Pizarnik, Planeta, Buenos Aires, 1991

(2) Véanse las notas y cartas a Bajarlía en Bordelois, Correspondencia Pizarnik, Seix Barral, Buenos Aires, 1996, o en Bajarlía, Anatomía de un recuerdo, Almagesto, Buenos Aires, 1997.

(3) Cohen, Sarah. El silencio del nombre, Anthropos, Barcelona, 1999.

(4) Pizarnik, Alejandra, Poesía completa, Lumen, Barcelona, 2001, pág. 65

(5) Lasarte, Francisco, “Más allá del surrealismo: la poesía de Alejandra Pizarnik”, en Revista Iberoamericana, nº125, Universidad de Pittsburgh, 1983, págs. 877-887.

(6) Sefamí, Jacobo. “vacío gris es mi nombre mi pronombre: alejandra pizarnik”, en Inti: Revista de Literatura Hispánica, n.º 39, primavera de 1994, págs. 111-118.

(7) En este sentido, por ejemplo, se declara Haydu (Alejandra Pizarnik: Evolución de un lenguaje poético, Interamer, Washington, 2002, tomado aquí de http://iacd.oas.org/interamer/haydu.htm), quien observa: “En los versos 2 y 3 se cumple el encuentro consigo misma y la unicidad que ya aparece indiciada en el título del poema en “Sólo” y “un”. El tercer verso es la síntesis del tú y del yo. Tenemos una verdadera imagen especular: “Alejandra” se mira y se desdobla. Crea un espacio físico, que servirá, además, para crear el lugar de la fusión y del encuentro, al utilizar el adverbio “debajo”.

(8) Lasarte, op. cit., págs. 869 y 870

(9) Derrida, Jacques y Bennington, Geoffrey. Jacques Derrida, Cátedra, Madrid, 1994, pág. 124. Nos ayudaremos de él, a partir de aquí, para tratar el nombre propio.

(10) Derrida, Jacques. De la gramatología, Siglo XXI, México, pág. 258

(11) Derrida, Jacques y Bennington, Geoffrey, op. cit., pág. 163

(12) Si nos atenemos al testimonio de Bajarlía (op. cit., pág. 73), la aparición de Flora en el nombre supondría un peligro por el antisemitismo soterrado de la última fase peronista, que amenazaba con estallar en cualquier momento. Podría barajarse, entonces, este reforzamiento del nombre “alejandra” como la ocultación y denegación del nombre judío en el ámbito público, como enmascaramiento de tal origen e impedimento de que un atributo étnico centre la atención. Ello favorecería la “desenvuelta indiferencia respecto del estigma” (Goffman, Estigma. La identidad deteriorada. Buenos Aires, Amorrortu, 2003, pág. 124). No obstante, a falta de un estudio más profundo sobre la cuestión, el hecho de que el nombre Flora pertenezca también al ámbito cristiano nos hace tomar con cautela la afirmación de Bajarlía, así como todas las consecuencias que se puedan derivar de ella.

(13) Derrida, Jacques, De la gramatología, op. cit. Pág. 398

(14) Pizarnik, op. cit., págs. 398 y 399

 

alejandra alejandra
debajo estoy yo
alejandra

Alejandra Pizarnik

Solo un nombre (1956)

Géneros discursivos y tipos de texto

Existe mucha confusión sobre el tema géneros discursivos y tipos de texto o secuencias textuales o tramas textuales. Vamos a tratar de hacer un cuadro sencillo que permita explicarlo con claridad.

Los TIPOS DE TEXTO son narrativo, descriptivo, expositivo-explicativo, argumentativo, instruccional y dialogal. ¿Existen más tipos de textos? Sí, existen, pero estos son los principales. Cada uno de estos textos tiene un tipo de contenido y una función, para expresarlo utiliza un tipo de estructura más o menos estable y reconocible.

Narrativo: se relatan acciones, acontecimientos de personajes que se realizan en el marco de un tiempo y un espacio. Tienen introducción o situación inicial, nudo o complicación y desenlace o resolución. Básicamente responde a la pregunta ¿qué pasa?

Descriptivo: presenta una caracterización de objetos, personas, situaciones, paisajes, emociones, etc. El contenido responde a preguntas elementales: ¿qué es?, ¿cómo es?, ¿qué partes tiene?, ¿cómo se ve?, ¿qué hace?, ¿dónde está?, etc.  Básicamente responde a la pregunta ¿cómo es?

Expositivo-explicativo: presentan un tema con el fin de explicarlo, es decir que transmite información intentando ser objetivo,  explican conceptos, pueden tener ejemplos. Ej. Textos científicos, instrucciones, textos enciclopédicos. Básicamente responde a la pregunta ¿qué es? y ¿por qué es así? Su intención comunicativa es la referencial.

Argumentativo: este tipo de texto expone opiniones de manera fundamentada, pretende convencer de un punto de vista. Contiene razones, argumentos. La estructura tiene un planteo o tesis que es la que el autor defiende o rebate, un desarrollo argumentativo donde el autor expone los argumentos (criterios racionales) de su punto de vista y una conclusión. Básicamente responde a la pregunta ¿Qué piensa el autor? Ej. Discursos, ensayos, política, etc.

Prescriptivos o instructivos: son textos que dan instrucciones y recomendaciones al lector sobre procedimientos. Básicamente responde a la pregunta ¿cómo se hace? Ej. Normas, recetas de cocina, etc.

Dialogal o conversacional: muestra el intercambio lingüístico entre interlocutores. Básicamente responde a la pregunta ¿Qué dicen?

Los GÉNEROS DISCURSIVOS  están referidos a los ámbitos, a las actividades en las que se desarrollan. Estos géneros se basan en convenciones que se han ido generando sociohistóricamente, si bien son bastante estables varían en el tiempo porque son dinámicos. A su vez los géneros discursivos se expresan en tipos de textos. Algunos géneros discursivos son:

Literario: novelas, cuentos, fábulas, leyendas, etc. Tienen una intención estética.

Periodístico: noticia, editorial, crónica, etc.

Científico: monografía, definición, artículo de divulgación, etc.

Publicitario: publicidad, propaganda, afiche, etc.

Epistolar: carta, tarjeta, telegrama, mail, etc.

Judiciales: demandas, sentencias, etc.

Entonces una novela corresponde al género discursivo literario y su trama textual predominante o tipo de texto es el narrativo. Una monografía que explique y argumente sobre los beneficios de la energía renovable, es del orden del género científico y el tipo de texto es argumentativo.

Azorafa

Triunfa tu gracia, yo sé

Cuando apurada pasás
rumbo quién sabe a qué parte,
haciendo lucir con arte
tu silueta al caminar,
va diciendo ese taquear
que tenés de milonguera:

«Callejera… Callejera…
¿a dónde irás a parar?»

Esos trajes que empilchás
no concuerdan con tu cuna,
pobre mina pelandruna
hecha de seda y percal.

En fina copa e’ cristal
hoy tomás ricos licores,
y entre tantos resplandores
se encandiló tu arrabal.

Callejera,
que taqueás de Sur a Norte,
dando dique con el corte
de ese empilche que llevás.

Callejera,
vos también sos Milonguita
y en el fondo de tu almita
una pena sepultás.

Triunfa tu gracia, yo sé,
y en los rondines nocheros
sos de los muebles diqueros
el que da más relumbrón.

Despilfarrás tentación,
pero también, callejera,
cuando estés vieja y fulera
tendrás muerto el corazón.

Seguí nomás, deslizá
tus abriles por la vida,
fascinada y engrupida
por las luces del Pigall,
que cuando empiece a tallar
el invierno de tu vida
notarás arrepentida
que has vivido un carnaval.

Enrique Cadícamo. Callejera (1929)

La memoria es como un perro que se acuesta donde le plazca.

Didi Danquart

Cerezas amargas (2012)

Intérprete y traductor, profesiones diferentes

Fundeu | 24 de septiembre de 2013

Intérprete alude a quien traslada textos orales de un idioma a otro, ya sea en conferencias, ruedas de prensa o reuniones de trabajo, mientras que, de acuerdo con el Diccionario académico, el traductor trabaja con obras escritas.

Sin embargo, en los medios se emplea frecuentemente la palabra traductor para referirse a quien en realidad ejerce como intérprete: «Los traductores afganos que ayudaban a las tropas españolas en sus contactos con la población local…», «Defensa se deja atrás a sus traductores en Afganistán» o «Mourinho tenía funciones de traductor en las que ayudaba al entrenador inglés Bobby Robson».

Si bien traductor puede emplearse en un sentido amplio para referirse al profesional que vuelca de un idioma a otro palabras tanto escritas como habladas, la Academia apunta hacia el uso especializado de traductor, que se ocupa de obras escritas y presta máxima fidelidad a detalles y matices, e intérprete, que trabaja con textos orales y, respetando el discurso original, atiende además al tono de cada situación comunicativa específica.

Por tanto, en los ejemplos anteriores habría sido preferible escribir «Los intérpretes afganos que ayudaban a las tropas españolas en sus contactos con la población local…», «Defensa se deja atrás a sus intérpretes y traductores en Afganistán» o «Mourinho tenía funciones de intérprete en las que ayudaba al entrenador inglés Bobby Robson».

Cabe señalar, además, que interpretación simultánea es aquella en la que el intérprete trabaja, generalmente en una cabina, al mismo tiempo que el orador habla y sin que este interrumpa su discurso; mientras que en la interpretación consecutiva el orador va intercalando pausas regulares para que el intérprete intervenga de vez en cuando.

Esta distinción entre traductor e intérprete es extensiva a los verbos correspondientes traducir, más apropiado para textos escritos (aunque válido también en el sentido más amplio de ‘expresar en otra lengua’), e interpretar, más preciso para referirse a la labor de estos profesionales en conferencias, ruedas de prensa o reuniones de trabajo.

Fuente: Fundeu

 

Sí, lo es

La muchacha está molesta por la apresurada marcha de sus hermanos. Afirma que deberían haberse quedado más tiempo y los llama egoístas, pero Noriko defiende su comportamiento (aunque ella jamás haría algo semejante), explicando que los hijos tienen que ocuparse de su propia vida y siempre acaban separándose de los padres. La muchacha insiste en que ella nunca será así. ¿Qué sentido tiene la familia si uno se comporta de esa manera?, pregunta. Noriko reitera su anterior observación, tratando de consolar a la muchacha y asegurando que es lo que pasa con los hijos, no puede remediarse. Se produce un largo silencio, y luego la muchacha mira a su cuñada y dice: La vida es decepcionante, ¿verdad? Noriko sostiene la mirada a la muchacha, y con una expresión ausente en las facciones, contesta: Sí, lo es.

Paul Auster. Un hombre en la oscuridad (2008)

La patria

Esta tierra sobre los ojos,
este paño pegajoso, negro de estrellas impasibles,
esta noche continua, esta distancia.

Te quiero, país tirado más abajo del mar, pez panza arriba,
pobre sombra de país, lleno de vientos,
de monumentos y espamentos,
de orgullo sin objeto, sujeto para asaltos,
escupido curdela inofensivo puteando y sacudiendo banderitas,
repartiendo escarapelas en la lluvia, salpicando
de babas y estupor canchas de fútbol y ringsides.

Pobres negros.

Te estás quemando a fuego lento, y dónde el fuego,
dónde el que come los asados y te tira los huesos.
Malandras, cajetillas, señores y cafishos,
diputados, tilingas de apellido compuesto,
gordas tejiendo en los zaguanes, maestras normales, curas, escribanos,
centroforwards, livianos, Fangio solo, tenientes primeros,
coroneles, generales, marinos, sanidad, carnavales, obispos,
bagualas, chamamés, malambos, mambos, tangos,
secretarías, subsecretarías, jefes, contrajefes, truco,
contraflor al resto. Y qué carajo,
si la casita era su sueño, si lo mataron en
pelea, si usted lo ve, lo prueba y se lo lleva.

Liquidación forzosa, se remata hasta lo último.

Te quiero, país tirado a la vereda, caja de fósforos vacía,
te quiero, tacho de basura que se llevan sobre una cureña
envuelto en la bandera que nos legó Belgrano,
mientras las viejas lloran en el velorio, y anda el mate
con su verde consuelo, lotería del pobre,
y en cada piso hay alguien que nació haciendo discursos
para algún otro que nació para escucharlos y pelarse las manos.

Pobres negros que juntan las ganas de ser blancos,
pobres blancos que viven un carnaval de negros,
qué quiniela, hermanito, en Boedo, en la Boca,
en Palermo y Barracas, en los puentes, afuera,
en los ranchos que paran la mugre de la pampa,
en las casas blanqueadas del silencio del norte,
en las chapas de zinc donde el frío se frota,
en la Plaza de Mayo donde ronda la muerte trajeada de Mentira.

Te quiero, país desnudo que sueña con un smoking,
vicecampeón del mundo en cualquier cosa, en lo que salga,
tercera posición, energía nuclear, justicialismo, vacas,
tango, coraje, puños, viveza y elegancia.

Tan triste en lo más hondo del grito, tan golpeado
en lo mejor de la garufa, tan garifo a la hora de la autopsia.

Pero te quiero, país de barro, y otros te quieren, y algo
saldrá de este sentir. Hoy es distancia, fuga,
no te metás, qué vachaché, dale que va, paciencia.

La tierra entre los dedos, la basura en los ojos,
ser argentino es estar triste,
ser argentino es estar lejos.

Y no decir: mañana,
porque ya basta con ser flojo ahora.

Tapándome la cara
(el poncho te lo dejo, folklorista infeliz)
me acuerdo de una estrella en pleno campo,
me acuerdo de un amanecer de puna,
de Tilcara de tarde, de Paraná fragante,
de Tupungato arisca, de un vuelo de flamencos
quemando un horizonte de bañados.

Te quiero, país, pañuelo sucio, con tus calles
cubiertas de carteles peronistas, te quiero
sin esperanza y sin perdón, sin vuelta y sin derecho,
nada más que de lejos y amargado y de noche.

Julio Cortázar
París, 1955

¡Atenti, nena, que el tiempo pasa!

Hoy, mientras venía en el tranvía, carpeteaba a una jovenzuela que, acompañada por el novio, ponía cara de hacerle un favor a éste permitiéndole que estuviera al lado. En todo el viaje no dijo otra palabra que no fuera sí o no. Y para ahorrarse saliva movía la “zabeca” como mula noriega. El gil que la acompañaba ensayaba todo el arte de conversación, pero al ñudo; porque la nena se hacía la interesante y miraba al espacio como si buscara algo que fuera menos zanahoria que el acompañante.

Yo meditaba broncas filosóficas al tiempo que pensaba. En tanto las cuadras pasaban y el Romeo de marras venía dale que dale, conversando con la nena que me ponía nervioso de verla tan consentida. Y sobrándola, yo le decía “in mente”:

-Nena, no te hablaré del tiempo, del concepto matemático del rantifuso tiempo que tenían Spencer, Poincaré, Einstein y Proust. No te hablaré, del tiempo espacio, porque sos muy burra para entenderme; pero atendé estas razones que son de hombre que ha vivido y que preferiría vender verdura a escribir:

“No lo desprecies al tipo que llevás al lado. No, nena; no lo desprecies. “El tiempo, esa abstracción matemática que revuelve la sesera a todos los otarios con patentes de sabios, existe, nena. Existe para escarnio de tu trompita que dentro de algunos años tendrá más arrugas que guante de vieja o traje de cesante.

“¡Atenti, piba, que los siglos corren!

“Cierto es que tu novio tiene cara de zanahoria, con esa nariz fuera de ordenanza y los “tegobitos” como los de una foca. Cierto que en cada fosa nasal puede llevar contrabando, y que tiene la mirada pitañosa como sirviente sin sueldo o babión sin destino, cierto que hay muchachos más lindos, más simpáticos, más ranas, más prácticos para pulsar la vihuela de tu corazón y cualquier cosa que se le ocurra al que me lee. Cierto es.

Pero el tiempo pasa, a pesar de que Spencer decía que no existía y Einstein afirme que es una realidad de la geometría euclidiana que no tiene minga que ver con las otras geometrías… ¡Atenti, nena, que el tiempo pasa! Pasa. Y cada día merma el stock de giles. Cada día desaparece un zonzo de la circulación. Parece mentira, pero así no más es.

“Te adivino el pensamiento, percalera. Es éste: “Puede venir otro mejor”…

“Cierto… Pero pensá que todos quieren tomarle tacto a la mercadería, pulsar la estofa, saber lo que compran para batir después que no les gusta, y ¡qué diablo! Recordate que ni en las ferias se permite tocar la manteca, que la ordenanza municipal en los puestos de los turcos bien claro lo dice:

“Se prohibe tocar la carne”, pero que esas ordenanzas en la caza del novio, en el clásico del civil, no rezan, y que muchas veces hay que infringir el digesto municipal para llegar al registro nacional.

“¿Que el hombre es feo como un gorila? Cierto es; pero si te acostumbrás a mirarlo te va a parecer más lindo que Valentino. Después que un novio no vale por la cara, sino por otras cosas. Por el sueldo, por lo empacador de vento que sea, por lo cuidadoso del laburo… por los ascensos que puede tener… en fin… por muchas cosas. Y el tiempo pasa, nena. Pasa al galope; pasa con bronca. Y cada día merma el stock de los zanahorias; cada día desaparece de la circulación un zonzo. Algunos que se mueren, otros que se avivan…”

Así iba yo pensando en el bondi donde la moza las iba de interesante por el señor que la acompañaba. Juro que la autoengrupida no pronunció media docena de palabras durante todo el viaje, y no era yo sólo el que la venía carpeteando, sino que también otros pasajeros se fijaron en el silencio de la fulana, y hasta sentíamos bronca y vergüenza, porque el mal trago lo pasaba un hombre, y ¡qué diablos! al fin y al cabo, entre los leones hay alguna solidaridad, aunque sea involuntaria.

En Caballito, la niña subió a una combinación, mientras que el gil se quedó en la acera esperando que el bondi rajara. Y ella desde arriba y él desde la rúa, se miraban con comedia de despedida sin consuelo. Y cuando el gaita mótorman arrancó, él, como quien saluda a una princesa, se quitó el capelo mientras que ella digitaleaba en el espacio como si se alejara en un “píccolo navío”.

Y fijándome en la pinta déla dama, nuevamente reflexioné:

-¡Atenti, nena, que el tiempo raja! Todavía estás a tiempo de atrapar al zonzo que tratás con prepotencia, pero no te ilusiones.

 “Vienen años de miseria, de bronca, de revolución, de dictadura, de quiebras y de concordatos. Vienen tiempos de encarecimientos. El que más, el que menos, galgueará en la rúa en busca del sustento cotidiano. No seas, entonces, baguala con el hombre, y atendelo como es debido. Meditá. Hoy, todavía, lo tenés al lado; mañana podés no tenerlo. Conversalo, que es lo que menos cuesta. Pensá que a los hombres no les gustan las novias silenciosas, porque barruntan que bajo el silencio se esconde una mala pécora y una tía atimada, zorrina y broncosa. ¡Atenti, nena; que el tiempo no vuelve!…”.

Roberto Arlt. Aguafuertes porteñas (1928-1933). Diario El Mundo

En: http://biblioteca.derechoaleer.org/biblioteca/roberto-arlt/aguafuertes-portenas/atenti-nena-que-el-tiempo-pasa.html

Marilyn, La mujer de los sueños

Marilyn Monroe constituye uno de los mitos sociales más importantes de la historia del cine. A 50 años de su muerte, el fenómeno Marilyn Monroe sigue siendo la imagen más fuerte que atravesó el celuloide, para pasar a encabezar la nómina de los mitos eróticos de todos los tiempos. Marilyn era más que una rubia escultural dueña de una mirada de terciopelo, boca entreabierta y risa siempre a punto. La explicación se relaciona con algo que pertenece al mundo de lo inasible: “Tenía algo”. Lo que realmente iluminaba a Marilyn, lo que la hacía sobresalir, vívida y cercana era su capacidad de transmitir la vida y por lo tanto, el deseo.

Como sabemos todo icono posee dos caras. Pero habría que atravesar un universo interior, para descubrir la otra cara del mito. Esta muestra está pensada para oficiar de homenaje a ambas caras. Organizan: Centro Cultural Borges y Galerie Bilderwelt, Berlín Curaduría: Reinhard Schultz y Blanca María Monzón Inauguración 8/3 | Cierre 14/4 Sala 21

El día de la patria

Qué maravilla de eficacia.
Tu fila de dos géneros.
Explicás geometría de cuarto.  
Y lo mismo explicás el día de la patria.
Como una Moulinex de la educación.
Me encanta tu violencia.
Es puro arte.
Después tu colega hizo un discurso.
Dijo unos patriotas creyeron.
Ahí pensé que tal vez un anarquismo.
Por darme un poco de paz.
Todos narcos o peronistas.
Comamos locro.
Enfiestemos la patria.  

Esther

Escribir

Escribir es reescribir.
Escribir es corregir.
Escribir es elegir qué parte decir.
Escribir es elegir qué parte no decir.
Escribir es justificar lo que elegimos decir.
Escribir es pensar a quién le escribo.
Escribir es decidir qué quiero provocar en el que lee.
Escribir es decidir cuánto tiempo voy a escribir.
Escribir es decidir en qué lugar voy a escribir.
Escribir es entenderse.
Escribir es entender al que lee.
Escribir es informarse sobre lo que escribieron otros.
Escribir es inventar.
Escribir es leer.
Escribir es exponerse.
Escribir es esconderse.
Escribir es tener paciencia.
Escribir es insistir.
Escribir es un ejercicio costoso.
Escribir es arriesgarse.
Escribir es intuir.
Escribir es pelearse con el texto y salir ganando.
Escribir es dejarse llevar.
Escribir es escuchar.
Escribir es compartir.
Escribir es definir.
Escribir es concretar.
Escribir es acumular.
Escribir es aprender a escribir.
Escribir es ser ordenado.
Escribir es alterar el orden.
Escribir es corregir.
Escribir es reescribir.

Esther

 

Jirafas

Qué pretende el pájaro
violentar al viento,
surcos, delineados por los dedos del eterno,
de lluvia que besa y arrastra por que sí

Y vos que estás y, no
qué pretende tu sonrisa, pintada en acuarela
¿qué?
ah,…ensalada de espinacas crudas,
milanesas de soja algo pasadas de cocción y un
vino tinto por supuesto tan gato, acompañado por
tus historias de niñez cercana,… partidas sin regresos,
de Santos Lugares a Ituzaingó

¿Para qué tanto?

Y por ahí, bocanada aclimatando el derpa

Solo una noche así tan Luna, tan vos, tan frío,
pudo terminar en la Costanera Sur,
y tus ojitos inventando secuencias felices
o algo parecido a eso

Pero,… siempre hay un pero y
te piraste, piro de ángel lastimado al vuelo con sus alas
de gorrión mojado
y, con el olor a tu sexo en la boca disfracé inviernos,
dulces veintiséis

Amarte, es como escuchar la melodía de un tango en el Pasaje la Piedad y
no poder comprender cómo es que los delfines
terminan arrojados en un cenicero del bar teatro

¿Para qué tanto?

Yo hice de tu básica historia cotidiana, solo una básica poesía cotidiana.

Sucede que, busco peces en las miradas de todos y a veces mujer,
solo a veces intento construir mariposas
escribiendo mis palabras en el agua.

Alberto Burda. Jirafas (2001) Versión original.

Ruido

Mis padres vivian
encima de una discoteca
todas las noches se quejaban
los de la discoteca
porque hacían mucho ruido.

Ella le pidió que la llevara al fin de mundo,
él puso a su nombre todas las olas del mar.
Se miraron un segundo
como dos desconocidos.

Todas las ciudades eran pocas a sus ojos,
ella quiso barcos y él no supo qué pescar.
Y al final números rojos
en la cuenta del olvido,
y con tanto ruido
no escucharon el final.

Mucho, mucho ruido,
ruido de ventanas,
nidos de manzanas
que se acaban por pudrir.
Mucho, mucho ruido,
tanto, tanto ruido,
tanto ruido y al final
por fin el fin.
Tanto ruido y al final…

Hubo un accidente, se perdieron las postales,
quiso Carnavales y encontró fatalidad.
Porque todos los finales
son el mismo repetido
y con tanto ruido
no se oyó el ruido del mar.

Descubrieron que los besos no sabían a nada,
hubo una epidemia de tristeza en la ciudad.
Se pisaron las pisadas,
se borraron los caminos,
y hubo tanto ruido
que al final llegó el final.

Mucho, mucho ruido,
ruido de tijeras,
ruido de escaleras
que se acaban por bajar.
Mucho, mucho ruido,
tanto, tanto ruido.
Tanto ruido y al final…
Tanto ruido y al final…
Tanto ruido y al final
la soledad.

Ruido de tenazas,
ruido de estaciones,
ruido de amenazas,
ruido de escorpiones.
Tanto, tanto ruido.

Ruido de abogados,
ruido compartido,
ruido envenenado,
demasiado ruido.

Ruido platos rotos,
ruido años perdidos,
ruido viejas fotos,
ruido empedernido.

Ruido de cristales,
ruido de gemidos,
ruidos animales,
contagioso ruido.

Ruido mentiroso,
ruido entrometido,
ruido escandaloso,
silencioso ruido.

Ruido acomplejado,
ruido introvertido,
ruido del pasado,
descastado ruido.

Ruido de conjuros,
ruido malnacido,
ruido tan oscuro
puro y duro ruido.

Ruido qué me has hecho,
ruido yo no he sido,
ruido insatisfecho,
ruido a qué has venido.

Ruido como sables,
ruido enloquecido,
ruido intolerable,
ruido incomprendido.

Ruido de frenazos,
ruido sin sentido,
ruido de arañazos,
ruido, ruido, ruido.

Joaquín Sabina. Ruido (1994)

Cuatro comienzos

Tenemos todos dieciséis, diecisiete años – pero sin saberlo de verdad, es la única edad que podemos imaginarnos: a menudo sabemos el pasado. Somos muy normales, no se concibe otro plan que el de ser normales, es una inclinación que hemos heredado con la sangre.

Alessandro Baricco (1958). Emaús.

Algo pasa en Vilcabamba. Algo que le permite a  su gente vivir ciento diez, ciento veinte y hasta ciento cuarenta años. No sólo viven mucho. Viven mucho con una salud envidiable y sin prestarle atención a los consejos médicos.

Ricardo Coler (1956). Eterna Juventud.

Eran jóvenes, instruidos y vírgenes aquella noche, la de su boda, y vivian en un tiempo en que la conversación sobre dificultades sexuales era claramente imposible. Pero nunca es fácil.

Ian McEwan (1948). Chesil Beach.

Hace cuarenta y cinco años, cuando vivía en Lahore, tenía un amigo algo mayor que yo llamado Platón. En una ocasión, Platón me hizo un favor y, en un arranque de generosidad juvenil, le prometí devolvérselo con creces si en cualquier momento me necesitaba.

Tariq Ali (1943). La noche de la mariposa dorada.

Esther

Tiempo de felicidad

Aunque hacía dos años que no cruzaba con ella una mirada, Orson Welles era todavía, en la primavera de 1947 (el divorcio llegó en otoño), marido de Rita Hayworth, cuando ella se ofreció al eternamente cabreado Harry Cohn, jefazo de la Columbia, para protagonizar con Welles un thriller de relleno de lote, La dama de Shanghai, ínfimo para su condición de máxima estrella de Hollywood. Welles, que dirigía también la película y escribió los diálogos del personaje, Elsa Bannister, a la medida de la segundona Barbara Laage, no se sorprendió ante el ofrecimiento de una mujer cuyas interioridades eran para él un libro abierto en el campo de batalla del doloroso matrimonio que padecieron. Cuando, años después, la actriz evocó como «el tiempo de la dicha» ese infortunado desamor, Welles dijo a unos amigos con voz más sombría que de costumbre: «Si aquello fue la felicidad, imaginad lo que habrá sido para ella el resto de su vida».

Ángel Fernández Santos. Tiempo de felicidad. El País, 27 de abril de 1998. Extracto.

Nubes a voluntad

Viñateros, propietarios, mercaderes de madera, toneleros, posaderos y marineros, dependen de un rayo de sol; al acostarse a la noche, sienten temor de despertar por la mañana y comprobar que ha helado; temen la lluvia, el viento, la sequía y quieren agua, calor, nubes a voluntad. Hay un duelo constante entre el cielo y los intereses terrestres.

Honoré de Balzac (1799-1850). Eugenia Grandet (1833)

Dice el Correntino

Que contento que me encuentro
tiene novio mi señora
por eso que ando contento
quien la puede acompañar
con su novio por el centro
tiene quien la saque a pasear.
 
Cipol el Correntino desde Capitán Sarmiento
 
 

Esther 

Message in the bottle

Cenamos 20 hrs. No puntual. No etiqueta.
Si querés cocinar llevo vino, si no llevo tarjeta.
Estaba en un cumple, me haces reir.
No escribo raro, soy raro.
Tengo acidez de estómago. Tambien una linda amiga.
Gracias!

Enviado desde mi BlackBerry de Movistar

Mensaje rescatado por Esther, un día antes del otoño de 2012.

Siesta

Un zumbido de moscas anestesia la aldea.
El sol unta con fósforo el frente de las casas,
y en el cauce reseco de las calles que sueñan
deambula un blanco espectro vestido de caballo.

Penden de los balcones racimos de glicinas
que agravan el aliento sepulcral de los patios
al insinuar la duda de que acaso estén muertos
los hombres y los niños que duermen en el suelo.

La bondad soñolienta que trasudan las cosas
se expresa en las pupilas de un burro que trabaja
y en las ubres de madre de las cabras que pasan
con un son de cencerros que, al diluirse en la tarde,
no se sabe si aún suena o ya es sólo un recuerdo
¡Es tan real el paisaje que parece fingido!

Oliverio Girondo. “Siesta” (1923)

Dolida pero despierta

Yo me voy de aquí jodida pero contenta
Tu me has doblado
Pero yo aguanto
Dolida pero despierta
Por mi futuro
Con miedo pero con fuerza
Yo no te culpo ni te maldigo
Cariño mio
Jodida pero contenta
Yo llevo dentro una esperanza
Dolida pero despierta
Por mi futuro
Con miedo pero con fuerza
Que a partir de ahora
y hasta que muera
Mi mundo es mio

Y con tormento y sin dolores
Yo voy haciendo camino
Y que la brisa marinera
Me oriente hacia mi destino
Asi es que me voy bajando
Para la orillita de puerto
Y el primer barco que pase que
Me lleve mar adentro

Buika. Jodida pero contenta (extracto)

Un aporte de Cosas de Bicicleta

Sacudir la quietud

Estas formas previas de continuidad, todas esas síntesis que no problematizamos y que dejamos en pleno derecho, es preciso tenerlas, por lo tanto, en suspenso. No recusarlas definitivamente, sino sacudir la quietud con la cual se las acepta; mostrar que no se deducen naturalmente, sino que son siempre el efecto de una construcción  cuyas reglas se trata de conocer y cuyas justificaciones hay que controlar; definir en qué condiciones y en vista de qué análisis ciertos son legitimas; indicar las que, de todos modos, no pueden ya ser administradas.

Michel Foucault (1926-1984). La arqueología del saber (1970). Traducción: Aurelio Garzón del Camino.

¿El chapa 8 es el 92 entonces? Correcto, el 92. Chapa 14, el 94.

Motorman del servicio 60: -Buenos días, me copia para el 60.

Controlador: -Te copio.

Motorman: -Para decirte que el equipo éste va demasiado lento, y si me pueden recibir los operarios ahí en Miserere a mi llegada«

El propio Córdoba, al tomar el control de la formación, no tiene toda la información sobre las características del servicio a su cargo, que terminaría estrellado contra los frenos hidráulicos al final del andén 2 de Once.

Córdoba: -Control, buen día, me toma para el 72.

Controlador: -Buen día, te copio.

Córdoba: -Una preguntita, acá Morón me está anunciando [que el servicio es] rápido. Soy el 72, ¿puede ser?

Controlador: -Ahí te rectifica 72, está confundido con el de atrás.

El tren siniestrado no era el único confundido sobre las características del servicio asignado. Y el controlador, a pesar de que según la Secretaría de Transporte cada tren lleva un GPS que permite monitorear su velocidad, no tiene idea de dónde está exactamente cada formación.

Motorman del tren 8: -Control el chapa 8… al final ¿Qué número lleva? […]

ControladorSí te copio.

Motorman: -¿El chapa 8 es el 92 entonces?

Controlador: -¿Dónde estás vos?

Motorman: -Señal de entrada de Merlo, control.

Controlador: -Correcto, el 92. Chapa 14, el 94.

Motorman: -94 entonces.

Controlador: -Sí viejito se hicieron un matete ahí en Merlo.

Diario La Nación. 27 de febrero de 2012.

Esther

Alicia

Alicia y la Oruga se contemplaron mutuamente durante un rato en silencio; por fin, la Oruga retiró el narguile de la boca y se dirigió a ella con voz lánguida y soñolienta.

– “¿Quién eres ?” – dijo la Oruga.

No era éste un principio alentador para una conversación. Alicia contestó con cierta reserva:

“Yo…, yo… ahora no sé muy bien, señor…, pero sí sé quién era cuando me levanté esta mañana; me parece que he debido cambiar varias veces desde entonces.

– ¿Qué quieres decir? – dijo la Oruga en tono severo -. ¡Explícate[1]!

– Me temo, señor, que no puedo explicarme a mí misma – dijo Alicia -, porque yo ya no soy yo, como podrá ver.

– No, yo no veo nada – dijo la Oruga.

– Mucho me temo que no puedo explicárselo con mayor claridad – respondió Alicia muy cortés -, porque, para empezar, ni yo misma puedo entenderlo; y cambiar tantas veces de tamaño en un solo día es muy desconcertante.

– No lo es – dijo la Oruga.

– Bueno, quizá a usted no se lo haya parecido hasta ahora -dijo Alicia-; pero cuando tenga que volverse crisálida… y eso le pasará algún día, ¿sabe?… y luego mariposa, seguro que le parecerá un poco raro.

– Pues no – dijo la Oruga.

– Bueno, quizá sus sentimientos sean diferentes -dijo Alicia-; yo sólo sé que para  sería muy raro.

– ¡Para ti! – dijo la Oruga desdeñosamente -. Y ¿quién eres ?

Esto los devolvía al principio de la conversación.

Lewis Carroll (1832-1898). Aventuras de Alicia en el País de las Maravillas (1865). Traducción y notas de Mauro Armiño (2003)


[1] En inglés: Explain yourself, que tiene dos posibles sentidos: “explícate”, y también “explícate tú a ti misma”. De ahí la respuesta de Alicia: I can´t explain myself, Im afraid, sir, because I´m not myself, you see: “Me temo, señor, que no puedo explicarme a mí misma, porque ya ve usted que no soy yo misma”.

Florence y Edward

La vio acercarse caminando por la playa, una forma que al principio solo era una mancha añil contra los guijarros que se oscurecían, y que a veces parecía inmóvil, contornos que destellaban y se disolvían, y otras veces súbitamente más próxima, como una pieza de ajedrez adelantada unas cuantas casillas hacia ella. El último resplandor del día bañaba la orilla, y detrás de Florence, hacia el este, lejos, había puntos de luz en Portland, y la base de la nube reflejaba el débil fulgor amarillento de las farolas de una ciudad lejana. Le miraba deseando que avanzara más despacio, porque sentía un temor culpable y tenía una necesidad acuciante de disponer de más tiempo. Temía cualquier conversación que fueran a mantener. A su modo de ver, no existían palabras para expresar lo que había ocurrido, no existía un lenguaje común con el cual dos adultos cuerdos pudieran describirse aquellos sucesos. Y discutir al respecto rebasaba aún más los límites de su imaginación. No había discusión posible. Ella no quería pensar en el asunto, y confiaba en que él opinara lo mismo.

Ian McEwan (1948). Chesil Beach (2007)

Día de los cafés

La propuesta promocional es que el 26 de octubre, en el horario de 18 a 20, en algunos Bares Notables, de cuatro clientes por mesa que consuman cuatro cafés, paguen únicamente dos.  A la par de esta singular promoción, se desarrollarán desde las 18 hs hasta las 23 hs, diferentes espectáculos musicales con entrada libre y gratuita. La entrada para los espectáculos musicales es gratuita, sujeta a la capacidad de cada sala. CAFES NOTABLES QUE PARTICIPAN DE LA PROMOCIÓN DEL 2 X 4 Café García  Sanabria 3302, Devoto Clásica y Moderna  Av. Callao 892, Recoleta Gato Negro Av. Corrientes 1669, San Nicolás El Faro Av. De Los Constituyentes 4099, Parque Chas La Puerto Rico Alsina 420, Monserrat Mar Azul Tucumán 1700, San Nicolás 36 billares Av. De mayo 1265/ 71, Monserrat Británico Brasil 399, San Telmo Iberia Av. De Mayo 1196, Monserrat Hotel Castelar Av. De Mayo 1048/50, Monserrat Esquina Homero Manzi San Juan y Boedo, Boedo Bar de Cao Av. Independencia 2400, San Cristóbal La Poesía Chile 502, San Telmo El Federal Carlos Calvo 595, San Telmo Café Margot Av. Boedo 857, Boedo Café Nostalgia Soler 3599, Recoleta La Flor de Barracas , Suarez 2095, Barracas Bar Tabac, Av. del Libertador 2300, Recoleta La Farmacia, Directorio 2400, Flores Café Victoria, Entre Ríos 114, Congreso London City, Av de Mayo 599, Monserrat Organiza: Dirección General de Patrimonio e Instituto Histórico. (DGPeIH). Fuente: Agenda Cultural BS AS

Ya no hay aventuras, solo parodias

Sentía atracción por lo que uno llama tipos fracasados, dijo. Pero, ¿qué es, dijo, un fracasado? Un hombre que quizás no tiene todos los dones, pero sí muchos, incluso bastantes más que los comunes en ciertos hombres de éxito. Tiene esos dones, dijo, pero no los explota. Los destruye. De modo, dijo, que en realidad destruye su vida.

Después Tardewski volvió a hablar de esa cualidad destructiva, de esa rara lucidez que se adquiere cuando se ha conseguido fracasar lo suficiente. Porque otra de las virtudes del fracaso, dijo, es que nos enseña que nunca nada deja su huella en el mundo.

Se que simplemente por la necesidad constante defenderse puedo llegar a volverse tan débil que no pueda ya defenderse.

Todos queremos, le digo, tener aventuras. Renzi me dijo que estaba convencido de que ya no existían ni las experiencias, ni las aventuras. Ya no hay aventuras, me dijo, sólo parodias.

Vine a este pueblo hace más de 30 años y desde entonces estoy de paso. Estoy siempre de paso, soy lo que se dice un ave de paso, sólo que permanezco en el mismo lugar.

 

Ricardo Piglia. Respiración artificial (extracto) (2006)

Quiero decir, en realidad, es cierto que nunca nos pasa nada. Todos los acontecimientos que uno puede contar sobre sí mismo no son más que manías. Porque a lo sumo ¿qué es lo que uno puede llegar a tener en su vida salvo dos o tres experiencias? Dos o tres experiencias, no más (a veces, incluso, ni eso).

Ricardo Piglia

Respiración Artificial (1980)

III Encuentro Internacional “El Arte es Acción”

MADRID

En la semana del 25 al 31 de octubre de 2010, tendrá lugar el III Encuentro Internacional El Arte es Acción que, organizado por el Ministerio de Cultura en colaboración con Casa Árabe y el Instituto Nacional de las Artes Escénicas y de la Música, se traslada al antiguo edificio de Tabacalera en el centro de Madrid.

El Arte es Acción, comisariado en su tercera edición por José Antonio Sánchez y Tamara Alegre, ambos integrantes de la asociación ARTEA, desarrollará el tema «Acción es Producción», convirtiendo la antigua fábrica de tabacos en un taller de producción artística. Para ello, se trabajará con el lugar y con materiales encontrados en el mismo, se colaborará con otros artistas y se buscará un lugar de acción en espacios relacionados con el entorno. Durante una semana los participantes compartirán sus procesos artísticos en conversaciones informales, sesiones de visionado y debate o en propuestas específicas de trabajo en curso.

Además de las acciones programadas, entre las que podremos ver los trabajos de artistas como Minouk Lim, Jumana Abboud, Lan Hungh o alonso+cracium, está prevista la realización de tres talleres artísticos, que tendrán lugar durante el desarrollo del encuentro y que versarán sobre diferentes aspectos relacionados con la temática a tratar.

Horario: Lunes a jueves: 18.30 a 21.30 h. Viernes: 17.30 a 21.30 h. Sábado y domingo: 10.30 a 22.30 h.

Ver: Tríptico| Dossier | Invitación | Programa

Organiza: Ministerio de Cultura. Fuente: Ministerio de Cultura.

100 años al revés

MADRID

Del 16 al 30 de septiembre 2010. Artistas de los cursos superiores de la Facultad de Bellas Artes de la Universidad Complutense y de su selectivo Master “MACi”, exponen en el Institut Français de Madrid, sus reflexiones sobre el tiempo. Las obras realizadas manejan diversas técnicas y a menudo hibridan pintura, fotografía, grabado y escultura para pensar sobre la fugacidad de la vida, la relatividad de la duración de los objetos, la relación entre tiempo, moda y consumo en la sociedad actual. Las variadas visiones de estos jóvenes creadores de 25 años tienen en común su modo fresco, irónico y profundo de reflexionar sobre la fugacidad de la vida. Esta exposición forma parte del ciclo de muestras organizadas en común por el Institut Français de Madrid, el Servicio Culutural de la Embajada de Francia y la Facultad de Bellas Artes de la Universidad Complutense de Madrid.

Galerie del Institut Français de Madrid
Marqués de la Ensenada, 10.
De lunes a viernes de 10.30 a 20.00h. Entrada libre

Fuente: Institut Français de Madrid

 

Tango Festival y Mundial 2010

BUENOS AIRES

13 al 31 de agosto de 2010.

El Festival y Mundial de Baile constituye la gran oportunidad de presenciar y disfrutar una fiesta popular por excelencia donde la Ciudad se convierte en la meca para los bailarines de tango de todo el mundo y el público en general. Una verdadera celebración del género en sus diferentes vertientes: conciertos, fiestas y milongas con música en vivo, conferencias, exhibiciones temáticas, espectáculos, presentaciones de libros, cine, clínicas, ronda de negocios, clases y seminarios de baile, muestras permanentes y la gran competencia mundial de baile en las categorías “Tango Salón”“Tango Escenario”.

Fuente: Tango Buenos Aires

Festival de la Luz 2010

BUENOS AIRES

Migraciones, identidades en tránsito es lema de este año.

«Tu cristo es hebreo. Tu auto es japonés. Tu pizza es italiana. Tu democracia, griega. Tu café, brasileño. Tus vacaciones, turcas. Tus números, árabes. Tu alfabeto, latino. Sólo tu vecino es extranjero.»

Este manifiesto alemán fue el elegido para ilustrar el concepto de Migraciones, identidades en tránsito, el lema de la 16a. edición del Festival de la Luz, que se presentó ayer en el Centro Cultural Borges.

El encuentro, que cada dos años celebra la fotografía de artistas nacionales e internacionales con exposiciones y actividades, tendrá lugar en 31 ciudades de todo el país. Comenzará el 2 de agosto, con una muestra en la Alianza Francesa de Belgrano, y su inauguración oficial será el miércoles 4, en el Centro Cultural Borges.

Todo el país. Entre el 2 de agosto y el 30 de septiembre, en 31 ciudades del país habrá exposiciones, ciclos de conferencias, intervenciones urbanas, concursos y visitas guiadas.

En Buenos Aires. En la ciudad, habrá exposiciones en el Espacio OSDE, Centro Cultural Recoleta, Teatro San Martín y Centro Cultural Rojas, entre otros. La programación, en www.encuentrosabiertos.com.ar.

Fuente: La Nación

Al momento de publicar esta entrada el servidor de Encuentros Abiertos se encuentra caído, cuando esté online publicaremos la programación.

Verano en los museos

MADRID

Este año, durante el Verano en los Museos Estatales, los museos del Ministerio de Cultura ofrecen una variada programación para todo tipo de público: aperturas nocturnas fuera del horario habitual, música, danza, cine, visitas guiadas, talleres, exposiciones temporales, etc.

Estas son las actividades programadas por museo.

MUSEO NACIONAL DEL ROMANTICISMO

Talleres de verano: Tú la llevas: juegos y juguetes de antes | Damas y caballeros: la burguesía romántica.

MUSEO ARQUEOLÓGICO NACIONAL

Exposición temporal: Tesoros del Museo Arqueológico Nacional (Cerrado en agosto).

MUSEO DE AMÉRICA

Concierto: Concierto de Coqui Sosa: Música popular argentina

XIV Escuela de Verano: Descubriendo los cálidos pueblos del frío

MUSEO NACIONAL DE ARTES DECORATIVAS

Exposiciones temporales: Fascinados por Oriente

Cuentacuentos: Olimpiada de animales en el palacio de jade

Taller infantil: Cinco aventuras elementales

Taller para adolescentes: Taller de manga

MUSEO SEFARDÍ

Curso de Cultura Hispanojudía y Sefardí XX: De Cuerpos y Almas en el Judaísmo | Hispanomedieval: entre la Ciencia Médica y la Magia Sanadora

MUSEO NACIONAL ALTAMIRA

Territorio bisonte: La Museoteca | Manada de bisontes | Repintar Altamira | Pequeño bisonte azul

Talleres de prehistoria: Cazadores de ciervos | Saca tu chispa a la luz | Graffiti de las cavernas

Visita guiadas

MUSEO NACIONAL DE ARQUEOLOGÍA SUBACUÁTICA

Exposición temporal: Secretos culturales bajo las olas

Visita-taller para familias: Secretos culturales bajo las olas

Arquacine: La batalla de Andagoste | El secreto de Urdaneta | Herculano, diario de la oscuridad y la luz | La frontera romana de Jordania

MUSEO SOROLLA

Noches de verano: Visita comentada: Sorolla en la Intimidad | Proyección de la película: Cartas a Sorolla.

Pasa y posa: Talleres para adolescentes en el Museo Sorolla

MUSEO DEL TRAJE

Exposiciones temporales: La Edad de Oro de la Alta Costura | Roger y Gallet. El arte del perfume de 1862 a nuestros días | Arte de luces | Traje de sombras

Talleres infantiles de verano: Hadas y duendes en el Museo | Abróchate un traje

Noches de verano: Visitas guiadas a la exposición temporal La Edad de Oro de la Alta Costura | Visitas guiadas a la exposición permanente | Proyecciones de películas Cine de Alta Costura

MUSEO NACIONAL DE CERÁMICA GONZÁLEZ MARTÍ

Exposiciones temporales: La sublimación del platino en la moderna cerámica Imari. El trabajo de Ychiyo Yamamoto | Vigreyos | Pléyade Keramos

Pieza del trimestre: Conjunto de piezas de Buen Retiro

Concierto del mes de julio: Asociación Orquesta y Coro del Palacio del Marqués de Dos Aguas

Noches de verano

MUSEO NACIONAL COLEGIO DE SAN GREGORIO

Exposición temporal: Lo sagrado hecho real. Grandes maestros del Barroco Español

Visitas comentadas

Verano barroco: Música: La escuela de las pasiones | Cine: Fábulas místicas | urso de arte: El espejo de la mente. Arte, idea y realidad en la España barroca

+ info

Fuente: Ministerio de Cultura

El Prado oculto

MADRID

El Prado oculto. La vida secreta del museo: conservación, restauración, replicación.

Del 5 al 9 de julio de 2010. Auditorio Museo Nacional del Prado

Del 5 al 9 de julio de este año, la Fundación Amigos del Museo del Prado, en colaboración con la Universidad Complutense de Madrid, celebrará en el auditorio del Museo el curso El Prado oculto. La vida secreta del museo: conservación, restauración, replicación. Bajo la dirección de Francisco Calvo Serraller, como en años anteriores, este nuevo curso abordará cuestiones relacionadas con la vida más oculta del Prado, como: cuáles son los fondos de almacén y su función; cómo estos fondos son conservados, restaurados, estudiados y difundidos; cómo y en qué trabajan los que trabajan en el Museo y, en definitiva, qué cantidad de inversión en esfuerzo físico e intelectual hace posible el milagro de que un museo abra sus puertas. Abierto plazo de inscripción hasta agotarse cupo máximo de plazas disponibles.

Desde su fundación a finales del siglo XVIII, los museos de arte públicos han sobrevivido en el filo de la navaja de las dos caras de las que consta su identidad: la cara que se presenta al público visitante y la de la “trastienda” que hace posible esa presentación. Esta dicotomía es la que desde siempre ha generado socialmente la fascinación que suscitan los misterios; esto es: la otra cara de la luna, la cara no visible. Seguir leyendo

Fuente: News Nro 18 Museo Nacional del Prado

Clásica en el Borges

BUENOS AIRES

Ciclo de Conciertos Nacionales 2010 | «Conciertos del Bicentenario»

Este Ciclo promueve la difusión de la cultura musical e intérpretes, con el fin de ampliar el conocimiento, difundir la música clásica tanto Nacional como Internacional, dando un espacio a intérpretes renombrados y promocionando nuevos artistas de jerarquía.  Los programas a realizarse dentro del Ciclo, son pensados como un Homenaje a todas las raíces musicales que se fusionaron para dar forma a nuestra música Nacional, de esta manera un homenaje en especial a nuestro compositores argentinos.

Director Artístico – Carlos Duarte | Producción General – ”Fundamus“ – Pte. Dr. Eduardo Casullo.

Informes: 5368 – 0060 | Entradas: Plateas $40.- y $30.- | Pullman $20.-

Programación

JUNIO

miércoles 30 –“Homenaje a Ariel Ramirez ” Primera Parte. El Pampeano (Aire de gato) – Memoria del Pueblo La tristecita (Zamba) – Memoria del Pueblo Cueca de la frontera (Cueca) – Memoria del Pueblo La equívoca (Chacarera) – Memoria del Pueblo El Paraná en una zamba (Zamba) – Carlos Bengolea (Tenor) Los Inundados (Canción del litoral) – Carlos Duarte (Tenor) Alfonsina y el mar (Zamba) – Arnaldo Quiroga (Tenor) Juana Azurduy (Cueca) – Carlos Bengolea, Carlos Duarte, Arnaldo Quiroga Segunda Parte. Fragmentos de Navidad Nuestra.- Memorias del Pueblo (Ensamble) y Vocal del Sur La Peregrinación –(Huella) – Carlos Duarte (Tenor) El Nacimiento – (Vidala)- Arnaldo Quiroga (Tenor) Los Reyes Magos -(Carnavalito) – Carlos Bengolea (Tenor). Misa Criolla Kyrie Gloria Credo Sanctus Agnus Dei

JULIO

miércoles 7 – “ Voces Rioplatenses II” Maria del Rocio Giordano – soprano | Gerardo Marandino – tenor (Uruguay) Tomás Ballicora – piano

miércoles 14 – “Homenaje a Chopin” Jorge Naquit – piano

miércoles 21 –»Voces en la Opera Romantica » Patricia Gutiérrez – soprano | Enrique Gibert Mella – barítono | Cecilia Fracchia – piano

miércoles 28 – “Desde la Música de Cámara“ Carlos Natale – tenor | Alejandra Malvino – mezzo | Soledad de La Rosa – soprano Guillermo Gutkin – guitarra | Eduviges Piccone – piano

AGOSTO

miércoles 4 – “ Voces Rioplatenses III” Rina Baffa – mezzo (Uruguay) | Carlos Duarte – tenor | Cecilia Fracchia – piano

miércoles 11 – “Gala Concierto con Coro ” Aide Dabusti – soprano | Juan Carlos Vassalo – tenor | Coro Regina Celi – Dir. Ezequiel Fautario martes 17 – “Voces Rioplatenses IV” Oriana Favaro – soprano | Santiago Migues – tenor (Uruguay) | Marcelo Ayub – piano

SEPTIEMBRE

lunes 6 – “Voces Rioplatenses V” Flavia Berardi – soprano (Uruguay) | Arnando Quiroga -tenor | Cecilia Fracchia – piano

jueves 16 – “Del Belcanto a la Música Francesa ” María Lujan Mirabelli – mezzo | Carlos Duarte – tenor | Gabriela Seaglio – soprano Susana Cardonet – piano

lunes 20 – “Voces de lo profundo del Alma” Luis Gaeta – barítono | Patricia Gonzáles – soprano | Cecilia Fracchia – piano

miércoles 29 – “Homenaje a Piazzolla ” David Bellisomi – violín | Siro Bellosomi – violoncelo | Eduviges Picone – piano

OCTUBRE

martes 5 – “Voces Rioplatenses VI” Virginia Berrondo – soprano (Uruguay) | Favian Veloz – barítono | Eduviges Picone – piano

domingo 31 – “Sueños” Laura Polverini – soprano | Omar Carrión – barítono | Cecilia Fracchia – piano

NOVIEMBRE

miércoles 24 – Requiem de Mozart – presenta «Fundamus»

DICIEMBRE

jueves 2 – Gran “ Gala Fin del Ciclo 2010” ~ Presentación Ciclo 2011.

Más info

Fuente: CCB

Fiestas de San Isidro

MADRID

MÚSICA EN LAS VISTILLAS

Del 13 al 16 de mayo. | Jardines de las Vistillas

TEATRO CIRCO PRICE

Del 13 al 15 de mayo, 20.30 h. 16 de mayo, 19 h. | Ronda de Atocha, 35. Circo Price

TEATRO FERNÁN GÓMEZ

“Homenaje” y “El Licenciado Vidriera”

Música: Del 11 al 16 de mayo; teatro: Del 12 al 30 de mayo.

TEATRO ESPAÑOL

Del 11 al 17 de mayo, 20:30 h | TEATRO ESPAÑOL

SAN ISIDRO EN PROXIMIDAD

Del 12 al 15 de mayo. | Danza, teatro, música.

MADRID CIRCUITO INDEPENDIENTE

13, 14 y 16 de mayo | Salas de Música en Directo de Madrid.

EXPOSICIONES

Hasta fin de mayo según exposición.

XXX FERIA DE LA CACHARRERÍA

Del 13 al 16 de mayo, de 10 h. hasta las 21 h. | Plaza de las Comendadoras

SALA SINFÓNICA AUDITORIO NACIONAL

13 de mayo, 19.30 h. | Calle del Príncipe de Vergara, 146

Ver Programa completo

Fuente: Es.madrid

Leo Caruso & Club Mondrian blues/jazz trío. En vivo!

Buenos Aires

Roxy Live Bar. Niceto Vega 5542. Palermo. Miércoles 28 de abril. 22 hs. Entrada libre y gratuita. Ciclo Jazz Daniel’s.

CLUB MONDRIAN sigue presentando material de su primer CD, que conjuga los colores de los after hours blues, el West Coast y el cool jazz, versionando artistas como Nat King Cole, The Beatles, Ray Charles, Charles Brown, George Gershwin entre otros.

Leo Caruso -pianista, vocalista, compositor y arreglador- comenzó su carrera profesional a los 19 años, como pianista de Marikena Monti; trabajó como arreglador y sesionista con varias figuras del rock local y colaboró en varias producciones discográficas. Es docente de la Escuela de Blues del Collegium Musicum de Buenos Aires.?En 2009 fue el pianista del bluesman de Chicago Lorenzo Thompson, en su gira por Argentina, junto a la banda de Daniel Raffo, King Size.

Completan la formación de CLUB MONDRIAN: Pablo Leone en contrabajo y Demián González Premezzi en batería.

Videos de Club Mondrian en vivo: http://www.youtube.com/user/mondrianmusic

Más información: www.leocaruso.com.arwww.clubmondrianweb.com.ar

Fuente: Gacetilla de prensa 22 de abril de Leo Caruso.

No vuelvo

Fundacion Standard Bank invita a la inauguración de la muestra No vuelvo de la artista Alejandra Besano, con curaduría de Grace Bayala, que se realizará el miércoles 7 de abril a las 19h en Juncal 1912, Ciudad de Buenos Aires. La muestra permanecerá abierta hasta el 30 de abril, de lunes a viernes de 10 a 20h. 4811-1305. www.fstandardbank.com.ar

Fuente: FSB

Imagen: Quitapesares. 200x150. Técnica mixta sobre tela. 2010. Alejandra Besano.

Limítate a quererme, y yo me ocupo

“Limítate a quererme, y yo me ocupo. Era dulce y cómodo. Era engañosamente seguro despertarse de noche y escuchar la respiración tranquila del Hombre. Ni siquiera el miedo existía entonces; porque el miedo es hijo de la imaginación, y allí solo había horas felices que pasaban como un bolero bonito o el agua mansa. Y era fácil la trampa: su risa cuando la abrazaba, los labios al recorrer su piel, la boca susurrando palabras tiernas o atrevidas bien requeteabajo, entre sus muslos, muy cerca y bien adentro, como si fuera a quedarse allá para siempre –si vivía lo bastante para olvidar, aquella boca sería lo último que ella olvidaría-. Pero nadie se queda para siempre. Nadie está a salvo, y toda seguridad es peligrosa. De pronto despiertas con la evidencia de que resulta imposible sustraerse a la mera vida; de que la existencia es camino, y que caminar implica elección continua. O esto o lo otro. Con quién vives, a quién amas, a quién matas. Quién te mata. Queriendo sin querer, cada cual recorre sus propios pasos. La Situación. A fin de cuentas, elegir.”

Antonio Pérez-Reverte. La Reina del Sur (2002)

Complicidades. Diego y Frida

Exposición fotográfica en el Centro Cultural Recoleta. Espacio Central Planta Baja. Jueves 8 de abril al domingo 2 de mayo. La muestra, que cuenta con curaduría del Museo Casa Estudio Diego Rivera, reúne 35 fotografías que plasman la pasión de Diego y Frida y documentan una serie de hechos políticos y sociales que marcaron la historia mexicana en la primera mitad del siglo XX. A través de estas fotografías se puede observar la actividad política y cultural de esta pareja memorable, así como su destacada participación en movimientos políticos y manifestaciones gremiales. La muestra, que incluye obras de los hermanos Casasola, Tina Modotti, Nacho López, Lucienne Bloch, Louise Reley, entre otros; ha recorrido las principales ciudades de América Latina y fue organizada por la Secretaría de Relaciones Exteriores de México en colaboración con el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura.

Fuente: CCR

Advirtió que en su alma germinaba el deseo de desear, es decir, la tristeza.

León Tolstoi

Ana Karenina (1877)

Revista Barcelona presenta su CONTRATAPAS

CONTRATAPA´S EN LA CIUDAD AUTÓNOMA

Del 7 al 20 de abril en el Hall de Honor de la Legislatura porteña. Perú 130, CABA. Lunes a viernes de 10 a 20.
Inauguración: 7 de abril, a las 18.

Fuente: Revista Barcelona

Libro marcado

No leía jamás, pero sus subrayados eran perfectos. Osvaldo Lamborghini.

Ciclo itinerante. Libro marcado. 17 de marzo a las 19:00. Auditorio del MALBA. Entrada libre y gratuita. Hasta completar la capacidad de la sala. Invitados: Pedro Mairal y Damián Ríos. Idea y coordinación: Cecilia Szperling.

Este ciclo itinerante de lectores, invita en cada encuentro a autores, críticos y escritores a rastrear las marcas, los subrayados, las anotaciones y los signos que quedaron en sus libros, huellas de lecturas del pasado que se sobreimprimen en el presente. Los subrayados y las anotaciones son como pistas de un asesinato: marcas que llevan a pensar sobre el momento en que se leía.

Fuente: MALBA

Cine Doré: 16 al 21 de marzo

Programación Cine Doré, Filmoteca Española semana 16 de marzo a 21 de marzo. Santa Isabel,  3 28012 Madrid. Telefono taquilla: 91 3691125. 2,50€ por sesión y sala. 20,00€ abono de 10 sesiones. Estudiantes 2,00€ por sesión y sala. 15,00€ abono de 10 sesiones. Horario de taquilla: 16.15 h. hasta 15 minutos después del comienzo de la última sesión.

Martes 16 de marzo

17.30 Ellas crean: Valeria Sarmiento

Sala 1 La Femme au foyer / La dueña de la casa (Valeria Sarmiento, 1976). Int.: Carla Cristi. Francia. VOESF. 23’.Notre Mariage / Mi boda contigo (Valeria Sarmiento, 1984). Int.: Nadège Clair, Nicolas Silberg, Jean-Pierre Tailhade. Francia / Portugal. VOSE*. 95’. Total programa: 118’

19.50 Ellas crean: Agnès Jaoui

Sala 1 Comme une image (Como una imagen, Agnès Jaoui, 2004). Int.: Marilou Berry, Jean-Pierre Bacri, Agnès Jaoui. Francia. VOSE. 110’

20.00 Atom Egoyan

Sala 2 In This Corner (Atom Egoyan, 1985). 60’. Looking for Nothing (Atom Egoyan, 1988). 30’. Canadá. Vídeo.VOSE*. Total programa: 90’

22.00 Robert Mulligan

Sala 1 Love with the Proper Stranger (Amores con un extraño, Robert Mulligan, 1963). Int.: Natalie Wood, Steve McQueen, Edie Adams. EE UU. VOSE*. 100’

Miércoles 17 de marzo

17.30 Comedia cinematográfica española

Sala 1 La siesta (Jorge Grau, 1976). Int.: Ovidi Montllor, Barthelemy Bomps, Vicente Parra. 100’

19.30 Robert Mulligan / Recuerdo de Horton Foote

Sala 1 To Kill a Mockingbird (Matar a un ruiseñor, Robert Mulligan, 1962). Guión: Horton Foote.

Int.: Gregory Peck, Mary Badham, Brock Peters, Robert Duvall. EE UU. VOSE. 129’

20.00 Ellas crean: Valeria Sarmiento

Sala 2 Amelia Lopes O’Neill (Amelia Lopes O’Neill, Valeria Sarmiento, 1990). Int.: Laura del Sol,

Franco Nero, Valérie Mairesse. Chile / Suiza / Francia / España. Vídeo. VOE. 90’

22.00 Atom Egoyan

Sala 2 Gross Misconduct: The Life of Brian Spencer (Atom Egoyan, 1998). Documental. Canadá. Vídeo. VOSE*. 120’

Jueves 18 de marzo

17.30 Ellas crean: Valeria Sarmiento

Sala 1 L’Inconnu de Strasbourg (Valeria Sarmiento, 1998). Int.: Ornella Muti, Charles Berling, Johan Leysen. Francia. VOSE*. 97’

19.30 Robert Mulligan

Sala 1 Baby the Rain Must Fall (La última tentativa, Robert Mulligan, 1965). Int.: Steve McQueen, Lee Remick, Don Murray. EE UU. VOSE*. 100’

20.00 Atom Egoyan

Sala 2 Lettres Vidéo (Paul Virilio y Atom Egoyan, 1993). 44’. La Revue: Atom Egoyan (Alain Fleischer, Francia, 2003). 68`. Documental. Francia / Canadá. Vídeo. VOSE*. Total programa: 112’

22.00 Comedia cinematográfica española

Sala 1 Ópera prima (Fernando Trueba, 1980). Int.: Óscar Ladoire, Paula Molina, Antonio Resines. Copia nueva. 93’

Sábado 20 de marzo Sábado 20

17.30 Cine para todos

Sala 1 Anastasia (Anastasia, Don Bluth, 1997). Animación. EE UU. VE. 94’

19.30 Robert Mulligan

Sala 1 Inside Daisy Clover (La rebelde, Robert Mulligan, 1965). Int.: Natalie Wood, Christopher Plummer, Robert Redford. EE UU. VOSE*. 128’

19.00 Ellas crean: Valeria Sarmiento

Sala 2 Un Homme, un vrai (El hombre cuando es hombre, Valeria Sarmiento, 1982). Francia / Alemania. VOE. 66’.J’ai rencontré l’arbre à pain (Valeria Sarmiento, 1982). Francia / Costa Rica.

VOE. 27’. El derecho de soñar (Valeria Sarmiento, 1993). Francia. VOE. 26’. Documental. Vídeo. Total programa: 119’

22.00 Ellas crean: Valeria Sarmiento

Sala 1 La Femme au foyer / La dueña de la casa (Valeria Sarmiento, 1976). Int.: Carla Cristi. Francia. VOESF. 23’.Notre Mariage / Mi boda contigo (Valeria Sarmiento, 1984). Int.: Nadège Clair, Nicolas Silberg, Jean-Pierre Tailhade. Francia / Portugal. VOSE*. 95’. Total programa: 118’

Domingo 21 de marzo

1

17.30 Comedia cinematográfica española

Sala 1 El triangulito (José María Forqué, 1970). Int.: Fernando Fernán-Gómez, Dianik Zurakowska, Gérard Barray. Copia nueva. 87’

19.30 Robert Mulligan

Sala 1 Love with the Proper Stranger (Amores con un extraño, Robert Mulligan, 1963). Int.: Natalie Wood, Steve McQueen, Edie Adams. EE UU. VOSE*. 100’

19.00 Ellas crean: Valeria Sarmiento

Sala 2 Habanera (Valeria Sarmiento, 1985). Francia. VOE. 54’. La Planète des enfants / El planeta de los niños(Valeria Sarmiento, 1982) Francia / Alemania. VOE. 51’. Documental. Vídeo. Total programa: 105’

21.50 Robert Mulligan

Sala 1 Inside Daisy Clover (La rebelde, Robert Mulligan, 1965). Int.: Natalie Wood, Christopher Plummer, Robert Redford. EE UU. VOSE*. 128’

Recorridos al aire libre en Madrid

Jardines del Buen Retiro

Itinerario. Descubriendo El Retiro. 13.03.2010 a las 11:00

Itinerario. Árboles singulares. 20.03.2010 a las 11:00

Itinerario. Historia del arte del jardín en El Retiro. 27.03.2010 a las 11:00

Duración: 2hs. Entrada libre y gratuita.

Consultas: 911 273 988 | inforetiro@munimadrid.es

Metro: Retiro, Príncipe de Vergara

 

Dehesa de la Villa

Itinerario. Despliega tus alas en La Dehesa. 13.03.2010 a las 10:00

Itinerario. Dehesa mágica. 14.03.2010 a las 10:00

Duración: 2hs. Entrada libre y gratuita.

Consultas: 914 802 141   | infodehesa@munimadrid.es

Metro: Francos Rodríguez

 

Casa de Campo

Itinerario. Recorriendo Caminos y Paisajes. 13.03.2010 a las 10:00

Itinerario. Anda y relajate. 14.03.2010 a las 11:00

Itinerario. Fauna de la Casa de Campo: Rastro y Huellas. 20.03.2010 a las 11:00

Itinerario. El Reservado. 21.03.2010 a las 11:00

Itinerario. Ruta de senderismo y Almuerzo Campero. 27.03.2010 a las 10:00

Duración 4 horas. Entrada libre y gratuita

Consultas: 914 796 002 | infocasampo@munimadrid.es

Metro: Batán, Lago.

 

Fuente: munimadrid.es

Como mi lengua lo esplica

Soy gaucho, y entiendanló
Como mi lengua lo esplica,
Para mí la tierra es chica
Y pudiera ser mayor,
Ni la víbora me pica
Ni quema mi frente el Sol.

Nací como nace el peje
En el fondo de la mar,
Naides me puede quitar
Aquello que Dios me dió
Lo que al mundo truge yo
Del mundo lo he de llevar.

Mi gloria es vivir tan libre
Como el pájaro del Cielo,
No hago nido en este suelo
Ande hay tanto que sufrir;
Y naides me ha de seguir
Cuando yo remuento el vuelo.

Yo no tengo en el amor
Quien me venga con querellas,
Como esas aves tan bellas
Que saltan de rama en rama
Yo hago en el trébol mi cama
Y me cubren las estrellas.

Y sepan cuantos escuchan
De mis penas el relato
Que nunca peleo ni mato
Sino por necesidad;
Y que á tanta alversidá
Solo me arrojó el mal trato.

Y atiendan la relacion
Que hace un gaucho perseguido,
Que padre y marido ha sido
Empeñoso y diligente,
Y sin embargo la gente
Lo tiene por un bandido

José Hernández. El gaucho Martín Fierro (1872)
1834-1886 Buenos Aires, Argentina.

 

Cor, què desitjes?

Dali y Gala

Durante todo el día no haré nada, pues es lo que suelo hacer durante los seis meses que paso anualmente en Port Lligat. Nada, o sea que pinto sin interrupción. Gala está sentada encima de mis pies desnudos, como un mono del espacio, o como un aguacero de mayo, o como una diminuta canastilla trenzada con arándanos silvestres. Para no perder tiempo, le pregunto si puede hacerme una lista de . Ella me la recita en forma de letanía:

-Manzana del pecado original de Eva, manzana anatómica de Adán, la manzana estética del juicio de París, la manzana de la afectividad de Guillermo Tell, la manzana de la ley de gravedad de Newton, la manzana estructural de Cezanne…

Después, me dice riendo:

-Basta de manzanas históricas, ya que la próxima será la manzana nuclear que estallará.

-¡Hazla estallar!- le digo

-Estallará al mediodía

La creo, pues todo lo que ella dice es verdad. A mediodía, el pequeño sendero de cinco metros al lado de nuestro patio se había alargado a tresienctos, pues Gala había comprado el pequeño olivar contiguo donde, por la mañana, se había delimitado con cal un camino blanco. El comienzo del camino estaba marcado por un granado -¡ésta era, pues, la manzana granada explosiva!

Después, Gala, adelantándose a mis deseos, me propuso la invención de una caja de seis paredes en cobre virgen (…).

<¿Cor què vols? Cor què desitjes?>, eso me decía mi madre cada vez que se apresuraba a colmar mis deseos. Para agradecer a Gala su manzana granada explosiva repito:

-Cor què vols? Cor què desitjes?7

Y ella me responde con un nuevo regalo para mí:

-¡Un corazón de rubíes que late!

(…) Mi pequeño mono del espacio había venido a sentarse junto a mis pies desnudos (…) yo me disponía a volver a pintar (…) le expresé mi último capricho que esta vez me parecía inalcanzable:

-¡Fríeme un huevo!

Me frió dos.

 

 Salvador Dalí. Diario de un genio. 2 de septiembre de 1958.

Figueres 1904-Figueres 1989, España.

7 Expresión catalana que, literalmente, significa: «Corazón, qué quieres? Corazón, qué deseas?»

 

Imagen: Artribune

Yo leo en el bar

La colección de obras de Borges estará en bares notables

Se lanzó “Yo leo en el bar”, una nueva propuesta del Ministerio de Cultura porteño que consiste en la instalación de bibliotecas con la colección de completa de Jorge Luis Borges en 15 bares notables de la Ciudad.

Los libros, donados por la editorial Planeta, estarán al alcance de porteños y turistas que se acerquen a los bares a disfrutar del placer de la lectura.

Los ejemplares disponibles serán: Atlas, Borges de Buenos Aires, Crónicas de Bustos Domecq, El Aleph, El Compadrito, El libro de arena, El Libro de los seres imaginarios, Fervor de Buenos Aires, Literaturas germánicas medievales, Los mejores cuentos policiales, Luna de enfrente, Obras Completas I, II, III y IV, Prólogos, Seis problemas para Don Isidro Parodi, Textos recobrados (1919-1929) y Textos Recobrados II (1931-1955).

Esta iniciativa se suma a otras acciones que promueven la actividad literaria como La Semana del LibroLa Noche de las LibreríasNo hay Ciudad sin PoesíaA mi regalame un libro, impulsadas por el Gobierno porteño y que fueron tenidas en cuenta en la elección de la Ciudad como Capital Mundial del Libro 2011 por la UNESCO.

En los siguientes Bares Notables se instalarán progresivamente las bibliotecas:

TORTONI, Av. De Mayo 825, 4342-4328
EL GATO NEGRO, Av. Corrientes 1669, 4371-6942
EL PROGRESO, Av. Montes de Oca 1700, 4301-0671
MAR AZUL, Tucumán 1700, 4374-0307
CONFITERIA SAINT MORITZ, Esmeralda 894, 4311-7311
MARGOT, Boedo 857, 4957-0001
36 BILLARES, Av. De Mayo 1048, 4381-5696
BAR HOTEL CASTELAR, Av. de Mayo, 1152, 4383-5001/9
BARoBAR, Tres Sargentos 415, 4311-6856
LA GIRALDA, Av. Corrientes 1453, 4371-3846
LOS LAURELES, Av. Iriarte 2290, 4303-3393
LA POESÍA Chile 502, 4300-7340
IBERIA Av. de Mayo 1196, 4381 6300
EL FEDERAL, Carlos Calvo 395 / 99, 4300 4313
EL QUERANDI, Perú 302, 4345-1770

Fuente: GCBA

Ya no sé qué hacer conmigo

Ya tuve que ir obligado a misa
ya toqué en el piano «Para Elisa»
ya aprendí a falsear mi sonrisa
ya caminé por la cornisa
ya cambié de lugar mi cama
ya hice comedia ya hice drama
fui concreto y me fui por las ramas
ya me hice el bueno y tuve mala fama
ya fui ético y fui errático
ya fui escéptico y fui fanático
ya fui abúlico y fui metódico
ya fui púdico fui caótico
ya leí Arthur Conan Doyle
ya me pasé de nafta a gasoil
ya leí a Bretón y a Mollier
ya dormí en colchón y en sommier
ya me cambié el pelo de color
ya estuve en contra y estuve a favor
lo que me daba placer ahora me da dolor
ya estuve del otro lado del mostrador

Y oigo una voz que dice sin razón
vos siempre cambiando ya no cambias más
y yo estoy cada vez más igual
ya no sé qué hacer conmigo

ya me ahogué en un vaso de agua
ya planté café en Nicaragua
ya me fui a probar suerte a USA
ya jugué a la ruleta rusa
ya creí en los marcianos
ya fui ovolacto, vegetariano, sano
fui quieto y fui gitano
ya estuve tranqui, estuve hasta las manos
hice el curso de mitología pero de mi los dioses se reían
orfebrería la salvé raspando
y ritmología aquí la estoy aplicando
ya probé, ya fumé, ya tomé, ya dejé
ya fimé, ya viajé, ya pegué, ya sufrí, ya eludí
ya huí, ya asumí, ya me fui, ya volvi, ya fingí, ya mentí
y entre tantas falsedades
muchas de mis mentiras ya son verdades
hice fácil las adversidades
y me compliqué en las mil edades

Y oigo una voz que dice con razón
vos siempre cambiando ya no cambias más
y yo estoy cada vez más igual
ya no sé qué hacer conmigo

Ya me hice un lifting, me puse un piercing
fui a ver al Dream Team y no hubo feeling
me tatué al Che en una nalga
arriba de mami para que no se salga
ya me reí y me importa un bledo
de cosas y gente que ahora me dan miedo
ayuné por causas al pedo
ya me empaché con pollo al spiedo
ya fui al sicólogo, fui al teólogo
fui al astrólogo, fui al enólogo
ya fui alcohólico y fui lambeta
ya fui anónimo y ya hice dieta
ya lancé piedras y escupitajos
al lugar donde ahora trabajo
y mi legajo cuenta el estrajo
que me porté bien y que armé relajo.

Y oigo una voz que dice sin razón
vos siempre cambiando ya no cambias más
y yo estoy cada vez más igual
ya no sé qué hacer conmigo

Y oigo una voz que dice con razón
vos siempre cambiando ya no cambias más
y yo estoy cada vez más igual
ya no sé qué hacer conmigo

El Cuarteto de Nos. Ya no se qué hacer conmigo (2006)

Qué extraña manera de estarse muertos

LXXV

Estáis muertos.

Qué extraña manera de estarse muertos. Quienquiera diría no lo estáis. Pero, en verdad, estáis muertos, muertos.

Flotáis nadamente detrás de aquesa membrana que, péndula del zenit al nadir, viene y va de crepúsculo a crepúsculo, vibrando ante la sonora caja de una herida que a vosotros no os duele. Os digo, pues, que la vida está en el espejo, y que vosotros sois el original, la muerte.

Mientras la onda va, mientras la onda viene, cuán impunemente se está uno muerto. Sólo cuando las aguas se quebrantan en los bordes enfrentados y se doblan y doblan, entonces os transfiguráis y creyendo morir, percibís la sexta cuerda que ya no es vuestra.

Estáis muertos, no habiendo antes vivido jamás. Quienquiera diría que, no siendo ahora, en otro tiempo fuisteis. Pero, en verdad, vosotros sois los cadáveres de una vida que nunca fue. Triste destino el no haber sido sino muertos siempre. El ser hoja seca sin haber sido verde jamás. Orfandad de orfandades.

Y sinembargo, los muertos no son, no pueden ser cadáveres de una vida que todavía no han vivido. Ellos murieron siempre de vida.

Estáis muertos.

Cesar Vallejo. Trilce (1922)
Santiago de Chuco, Perú 1892 – París 1938.

Imagen: Vallejoandcompany

Este puntilloso espíritu de camaradería

Este puntilloso espíritu de camaradería que había observado últimamente en su rival no lograba apartar a Stephen de sus hábitos de tranquila obediencia. Desconfiaba de la turbulencia y dudaba de la sinceridad de una tal camaradería que le parecía una triste anticipación de la virilidad. El punto de honor suscitado ahora le resultaba tan trivial como todas estas cuestiones. Mientras su imaginación había estado atareada persiguiendo fantasmas intangibles, o dejando de perseguirlos para caer en la irresolución, había estado escuchando constantemente las voces de sus profesores que le excitaban a ser antes que nada un perfecto caballero y un buen católico. Estas voces habían llegado a sonar en sus oídos como palabras vacías. Al abrirse el gimnasio, había oído otra voz que le mandaba ser fuerte, viril y saludable. Y cuando el movimiento a favor de un renacimiento nacional se había comenzado a sentir en el colegio, otra voz le había invitado a ser fiel a su patria y a ayudar a vivificar su lenguaje y sus tradiciones. En lo profano, lo preveía, habría otra voz que le invitaría a reconstruir con su trabajo la derruida hacienda de su padre; y, entre tanto, la voz de sus compañeros le mandaba ser un buen camarada, encubrirlos en sus faltas, interceder por su perdón y hacer todos los esfuerzos posibles para obtener días de asueto para el colegio. Y era el zumbido vacío de todas estas voces lo que le hacía titubear en la persecución de sus propios fantasmas. Sólo les prestaba atención por algún tiempo, y era feliz cuando podía estar lejos de ellas, fuera del alcance de su llamamiento, solo, o en compañía de sus propios yfantasmales compañeros.

James Joyce. Retrato del artista adolescente (1916)

Dublin 1882 – Zurich 1941

Nubes de un cielo que no cambia

En Casa América, Plaza de la Cibeles 2, Madrid. Hasta el 21 de febrero, lunes a sábado de 11 a 20h. Domingos y festivos de 11 a 15h. Entrada libre.

Esta muestra presenta a Bogotá como teatro de operaciones del fotógrafo Ricky Dávila junto con el poeta Dufay Bustamante. Una nueva geografía urbana en la que la capital colombiana sirve de coartada para la metáfora visual y escrita, en un viaje de introspección de ambos autores.

Desde el 24 de noviembre hasta el 21 de febrero, las salas Fida Kalho y Diego Rivera de la Casa de América acogerán este fantástico proyecto que ha contado con el apoyo de la institución desde sus inicios. Las 54 imágenes que componen esta muestra se completan con los versos del joven poeta de Pereira, Dufay Bustamante.

El trabajo de Ricky Dávila se ha caracterizado por una fotografía en blanco y negro, y por una impactante utilización de la luz. Sus imágenes nunca dejan indiferente al público.

Sus imágenes neutras son la representación de situaciones de calma y estados de extraña armonía en sus personajes, mostrando imágenes que inquietan por su fragilidad y por su atemporalidad.

Nubes de un cielo que no cambia reinterpreta la ciudad de Bogotá presentada como un teatro de operaciones en el que la visión de fotógrafo y poeta crea una nueva geografía urbana en la que la capital colombiana sirve de coartada para la metáfora, visual y escrita, en un viaje de introspección de ambos autores.

Más info

Fuente: Casa América

¿La violencia está en nosotros?

Ciclo de cine, hasta el 3 de enero en el MALBA, Buenos Aires. Programadores invitados: Jorge Bernárdez y Sebastián Rotstein. Un grupo de películas unidas por una visión común, por una idea sobre el mundo o sencillamente por pertenecer a un mismo período. Al principio esa idea común fue la de unir películas realizadas en los setenta, quizás la última década que produjo grandes títulos unidos por una estética determinada y, lo que es más importante, por el hecho de ser libres, libres hasta empujar al espectador a enfurecerse (…). En el ordenamiento final se incluyeron películas de otras décadas y se establecieron cuatro programas diferentes: 1. Sexo, violencia y venganza; 2. Opresión, sumisión y violencia; 3. Políticas; 4. Cine policial argentino. Si bien los programas establecen diferencias por género, existe además un hilo conductor entre ellos que es el del cuerpo: por un lado como objeto de pasión y lujuria, y por otro como objeto en tensión a ser sojuzgado, dominado y destruido.

Ingmar Bergman. El hombre de las preguntas dificiles

Centro Cultural Borges | Inauguración 10/12 19h | Lunes a sábado de 10 a 21 y domingos de 12 a 21. Hasta el 10 de enero.

El Instituto Sueco desea mostrar nuevas e inesperadas facetas del famoso cineasta Ingmar Bergman y ha producido la instalación El Hombre de las Preguntas Difíciles, una exposición audiovisual sobre y con el director de cine, destinada al público extranjero.

El título de la exposición hace alusión a la célebre frase de Woody Allen.
La Instalación oscila entre la seriedad absoluta y el humor más liviano. En el medio hay algo así como un árbol, quizá un abeto castigado por el viento de la isla de Faro, frente a la costa sueca, donde Bergman pasó sus últimos años y cuyo perfil aparece en la fotografía panorámica sobre los paneles que rodean el árbol. En cinco pantallas, el visitante de la muestra puede ingresar a un universo único. Se ven escenas de largometrajes, extractos de entrevistas, clips del back-stage, fragmentos de documentales, citas de libros, artículos y críticas, etc. Se presentan actores, técnicos de cine, críticos, aprendices y epígonos.

La instalación se podrá ver en conexión con una muestra de sus películas, en el Centro Cultural Borges, de Buenos Aires a partir del 10 de diciembre.

Presentado por: Swedish Institute. Auspiciada por: Embajada de Suecia en Buenos Aires.Patrocina: Embajada de Suecia.

Fuente: CCB