Quéjase de la suerte

Quéjase de la suerte: insinúa su aversión a los vicios, y justifica su divertimiento a las musas.
¿En perseguirme, mundo, qué interesas? ¿En qué te ofendo, cuando sólo intento poner bellezas en mi entendimiento
y no mi entendimiento en las bellezas? Yo no estimo tesoros ni riquezas, y así, siempre me causa más contento

Lee mas