No esperes que ocurra.

Observa a ver qué ocurre.

Jim Malone. Los intocables (1987)