Seleccionar página

Sela (en hebreo, también transcrito como selah) es una palabra que se usa frecuentemente en la Biblia hebrea, a menudo en los Salmos, y es un concepto difícil de traducir. Es probable que sea un signo litúrgico-musical o una instrucción en la lectura del texto, algo así como «deténgase y escuche». «Sela» también se puede utilizar para indicar que no va a ser un interludio musical en ese momento en el Salmo. La Biblia de las Américas establece Selah como «pausar y pensar en eso».

Los Salmos fueron cantados con acompañamiento de instrumentos musicales y hay referencias a esto en muchos capítulos. Treinta y uno de los treinta y nueve salmos con la leyenda «Para el maestro del coro» incluyen la palabra «Sela». Sela señala una pausa en la canción y, como tal, tiene una finalidad similar a Amén, ya que hace hincapié en la importancia del pasaje anterior. (…)

Fuente: Wikipedia