Seleccionar página

Yo no he visto jamás una alegría más expansiva ni más cordial

“Buenos Aires, 25 de mayo de 1810, 9 de la noche. Mi querido J. R: (…) La verdad es que no se puede describir la alegría del pueblo, ¡somos libres! Yo mismo no alcanzo a darme cuenta de la inmensidad de esta dicha, y bailo solo sin poder contenerme. Anoche renunció...